14.3 C
Pigüé
viernes, abril 23, 2021
  • El Distrito
Otras

    «Algo está cambiando en Saavedra»

    Destacadas

    MUNICIPALIDAD DE SAAVEDRA (PIGÜÉ)

    CORRESPONDE A EXPEDIENTE Nº 92.100/2021.- PIGÜÉ, 16 de abril de 2021.-

    18 NUEVOS CASOS POSITIVOS

    El informe diario de la fecha indica que hoy en el Distrito se registraron 18 nuevos casos...

    SAAVEDRA_CARTELAsí se titula el informe especial que se publicó en La Nueva Provincia,  EL PASADO 4 de Abril, donde se describen los cambios positivos y negativos que se produjeron en Saavedra desde que hace 7 años se instaló la Unidad Penitenciaria.

    • La radicación de familiares de reclusos provenientes del conurbano bonaerense, así como de internos que quedaron en libertad y eligieron permanecer aquí, se presentan como una consecuencia –no deseada– desde la puesta en marcha del reclamado penal.

    • Los cambios favorables –aumento de la población, mayor movimiento comercial y más trabajo– deben coexistir, ahora, con una realidad para la que muchos habitantes genuinos no estaban preparados.

    El delegado municipal, Oscar Parmigiani, aseguró en esa nota  no estar sorprendido ante el cambio social que advierte. «Hay quienes alquilan sin cláusulas sus viviendas y quienes se aprovechan ofreciendo trabajo, a cambio de muy poco dinero, a quien lo necesita porque viene de afuera. Eso hace que la situación sea socialmente complicada y no podamos controlarla», reflexionó.  Hizo referencia, por caso, a algunas usurpaciones protagonizadas por personas que llegaron desde el Gran Buenos Aires. En algunos casos, a raíz de la presencia de menores, el panorama no tiene ni miras de solución. «No podemos negarnos a que se radiquen aquí, pero deben saber que queremos seguir viviendo como vivíamos. Que ellos se adapten a nuestra forma de vida”, opinó el funcionario.  Entre familiares de internos del penal y reclusos que quedaron en libertad, suman alrededor de 20 las familias que decidieron afincarse en Saavedra, la mayoría sin trabajo ni oficios fijos y a la espera de resolver esa problemática.

    Así, el aumento de la población infantil también trajo algunos cambios y, frente a determinados conflictos, ha debido actuar el Consejo del Menor y la Familia o Juzgado de Paz, algo impensado en Saavedra.

    «Somos una población de clase media-baja que no posee un recurso económico importante”, subrayó, para señalar que el comportamiento de quien proviene del conurbano es muy diferente al del propio saavedrense.

    Norma Alicia Allende, responsable del área de Desarrollo Social en Saavedra, anticipó que a las familias instaladas pronto habrá que sumar las de presos que están próximos a recuperar su libertad.  «Sus mujeres han realizado el cambio de domicilio, de modo que la intención es quedarse”, explicó, para agregar que las reiteradas usurpaciones preocupan seriamente. «Un caso concreto es el de una conocida pensión donde viven varios familiares de internos que pagaron sólo dos o tres meses y ahora nadie puede sacarlos, pero también hay familias en casas muy precarias, sin servicios ni condiciones mínimas de higiene”, sostuvo.

    Allende manifestó que muchos de quienes provienen del Gran Buenos Aires llegan con su tarjeta de alimentos y algún subsidio otorgado en su lugar de origen, donde viajan una vez al mes para cobrarlo.  El ropero comunitario está a su cargo y el movimiento para retirar ropa y zapatillas es incesante, dijo.

    Desde Merlo… a criar hijos

    Juan tiene 25 años, una mujer casi dos décadas mayor que él, cuatro hijos y un Peugeot 505 destartalado en el frente de su vivienda, un precario galpón situado en la calle Pellegrini, a unas dos cuadras del centro. Según dijo, no está usurpando: pudo adquirirla cuando lo despidieron de Indular y logró reunir unos pesos. Aunque algo desconfiado, se abrió al diálogo y confió que recaló en Saavedra, proveniente de Merlo, porque su cuñado –hermano de su señora– estaba detenido en el penal. 

      “Primero vino su esposa y luego nosotros. Es un lugar muy tranquilo, ideal para criar a los chicos”, señaló, mientras le hacía upa a “Facu”, el menor, y contó los pormenores de su hijita discapacitada, de cuatro años. Juan no puede quejarse del trato que le dio el pueblo porque, a poco de radicarse, consiguió empleo en la fábrica textil Indular, con sede en Coronel Suárez. «Pero no pude cumplir porque debía ocuparme de la nena… y empecé a faltar. Me terminaron echando»,  confesó.  Vive de las asignaciones que cobra por hijo y de “changas” que consigue como mecánico, aunque, a veces, dijo, pasa meses sin ver un cliente.

    Luisa se sumó a la charla y se quejó por la falta de trabajo. “Prefiero volver a Merlo”, enfatizó. «Además, allá uno va a buscar remedios y enseguida se consiguen, sin autorizar. Nada de pasar por la asistente social, como tenemos que hacer acá”, diferenció.   Claro que, si Luisa piensa bien, no todo es tan desfavorable: su hija con problemas recibe el tratamiento médico adecuado y el resto de sus chicos está escolarizado, además de concurrir al comedor del CEC. La hora del almuerzo apremia. Nos despedimos. Pero antes, una pregunta casi obligada:

    — ¿Y tu hermano?
    — Salió en libertad y también está en Saavedra. Trabaja como remisero de las visitas de los presos… y le va muy bien».

    fuente LNP

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    MUNICIPALIDAD DE SAAVEDRA (PIGÜÉ)

    CORRESPONDE A EXPEDIENTE Nº 92.100/2021.- PIGÜÉ, 16 de abril de 2021.-

    18 NUEVOS CASOS POSITIVOS

    El informe diario de la fecha indica que hoy en el Distrito se registraron 18 nuevos casos positivos y 17 recuperados. Los...

    ALLANAMIENTO POR INVESTIGACION Y COMERCIALIZACION DE ESTUPEFACIENTES

    La Jefatura distrital de Seguridad del distrito de Saavedra informó que con fecha 21 del corriente personal policial del Grupo Táctico Operativo,...

    El peronismo asegura que el presupuesto para mantener los caminos rurales “tiene que alcanzar”

    El Frente de Todos presentó un proyecto solicitando la reparación de algunos caminos rurales en los...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas