9.9 C
Pigüé
jueves, mayo 13, 2021
  • Rural
Otras

    Mejora en la producción de rodeos de cría

    Destacadas

    38 NUEVOS CASOS POSITIVOS HOY EN EL DISTRITO

    La situación covid en el distrito registro en el día de hoy 38 nuevos casos positivos y...

    Las nuevas medidas vigentes desde la medianoche de hoy

    El intendente municipal Gustavo Notararigo en conferencia de prensa que brindó acompañado del Secretario de Salud...

    Actualizan el listado de aspirantes para entregar 4 casas en Saavedra

    El viernes 14 de mayo vence el plazo para que los...

    img16845En la naturaleza, la especie bovina se reprodujo libremente, sin otras limitaciones que las presentadas por el ambiente, en estado natural el servicio se distribuía entre septiembre y abril y las preñeces entre mayo y diciembre.

    Luego, el hombre trató de ordenar la época de servicio a su conveniencia, donde el objetivo era obtener la mejor cantidad de terneros y con el mayor peso posible.
    Con este último fin se adelantaron las fechas de servicio para que, una vez llegado el destete, éstos fueran más pesados, algo que indudablemente, redundaría en un mayor precio.
    La especie bovina tiene gran concentración de celos hacia la primavera y principios del verano, debido a dos factores: mejor estado nutricional y alargamiento de los días.
    La forma de medir el resultado productivo de un campo de la cría es la eficiencia de stock, donde terneros kilos de carne producidos/kilos de carga del campo.
    En los kilos de carne producidos anualmente, los kilos de terneros juegan un rol muy importante. Esta eficiencia está totalmente correlacionada con la rentabilidad de la empresa.
    Si se tuviera que definir cual de estos dos parámetros es más importante, no queda duda que es el primero.

    Estos resultados pueden verse limitados por la mala elección de la fecha de servicio, que repercute en un menor número de terneros, en un menor peso al destete, o en ambos.
    Normalmente, se tiene una duración del servicio de 3 a 4 meses, en primavera.
    Si bien se trata de adaptar las necesidades de los animales a las condiciones normales de forraje, a veces se comienzan los servicios en octubre, donde las vacas no se encuentran en condiciones de quedar preñadas, por no haber alcanzado el estado corporal necesario. En este caso convendría atrasar el servicio.
    Con este manejo se quiere llevar un «orden» en el establecimiento, pero puede repercutir en un menor número de kilogramos  de terneros, fruto de bajos índices de concepción o mayor números de terneros de cola de parición.

    Si se analiza el número de partos producidos en las condiciones ideales de servicios estacionados de 3 meses, veremos que existe un gran número de nacimientos al principio de la época de parición, para ir decayendo hacia el final.
    En esta curva, durante el primer mes de parición se producen, aproximadamente, entre el 50 y 60% de los partos, en el segundo mes un 30%, y en el tercero un 10%.
    Se produce una gran concentración de parto al principio (cabeza de parición), fruto de haber quedado, casi todas las vacas y vaquillonas, preñadas la inicio de la época de servicio.
    Esto sería el producto de un correcto manejo del rodeo de cría. En caso contrario, las únicas que quedan preñadas al inicio son las vaquillonas de reemplazo (normalmente se calculan un 15% de reposición) y aquellas vacas que quedaron vacías en el servicio anterior, mientras que las que tienen un ternero chico al pie, se atrasan o directamente no se preñan.
    Esto es muy frecuente en campos de zonas ganaderas marginales o con graves problemas de forrajes, donde los índices de preñez son menores al 60%.
    Aquellas vacas que están amamantando un ternero, si además les falta comida, no llegan a recuperar peso como para quedar preñadas al principio de la época de servicio. Estas son las que presentan un intervalo parto-primer celo mayor a los 60-90 días y pueden quedar vacías corriendo el riesgo de ser eliminadas del plantel.
    Conociendo estos defectos de manejos y, sabiendo que las vacas se preñan al principio de la época del servicio en el año. Tienden  repetir la situación el año próximo, es que se propicia adelantar el servicio de las vaquillonas, en por lo menos un mes con respecto al de las vacas.
    Estas últimas tienen un intervalo parto-parto mayor a un año, lo que refuerza la idea de adelantar y acortar el servicio de las vaquillonas.
    Para este servicio corto, se tiene en cuenta que las vaquillonas que están en peso, (65% del peso adulto de su madre) y en edad, prácticamente quedan preñadas al primer servicio.
    Con el  mismo fin, pero agregándole la idea de eliminar una categoría improductiva del rodeo (las vaquillonas de entre los 15 y los 27 meses) se propicia el primer servicio a los quince meses.
    Esto se puede lograr si se dispone de suficiente alimentación como para que estos animales ganen cerca de medio kilo por día, desde el momento de destete al servicio, debiendo seguir ganando peso, hasta después de su segundo servicio.
    En caso contrario, no se puede realizar.
    Para ello habrá que contar con la cadena forrajera adecuada, o realizar una suplementación.
    Las ventajas que presenta este sistema, son poder seleccionar por fertilidad y aumentar la misma en el rodeo, eliminación de una categoría improductiva, un ternero más en la vida útil de la vaca, entre otras.
    Los inconvenientes son varios, entre ellos podemos mencionar la alimentación diferencial, la necesidad de usar toros que den terneros de menor tamaño en esa categoría, también pueden existir dificultades del parto, por lo que es necesario una muy buena supervisión en esta etapa, los porcentajes de preñez en el segundo servicio de esta categoría pueden ser bajos.
    Algunos productores favorecen el destete de los terneros de todas las categorías de vacas y vaquillonas a los tres meses de edad. Con esto se consigue que un mayor porcentaje de las vacas queden preñadas en la primavera siguiente, por lo que de un 60% de preñez se llegaría a un 90%. Esto es consecuencia de que la vaca al no estar amamantando, disminuye su requerimiento y con la alimentación disponible, gana peso y entra rápidamente en celo.
    Los terneros destetados deben recibir una alimentación diferencial durante el primer mes de destete.
    En cuanto a los toros, la proporción de los mismos puede variar según las características de cada establecimiento, desde un 2,5% a un 10% de los vientres a entorar.
    Este porcentaje es conveniente reducirlo tanto como sea posible, sin afectar los estados reproductivos, por su incidencia en la eficiencia de stock y en la rentabilidad.
    Como conclusión, se podría decir que, cada productor deberá analizar cual es la medida más conveniente para su empresa agropecuaria.

    * Informe elaborado por el Doctor Gastón Persichini.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    38 NUEVOS CASOS POSITIVOS HOY EN EL DISTRITO

    La situación covid en el distrito registro en el día de hoy 38 nuevos casos positivos y...

    Las nuevas medidas vigentes desde la medianoche de hoy

    El intendente municipal Gustavo Notararigo en conferencia de prensa que brindó acompañado del Secretario de Salud dr. Guillermo Tizón y el...

    Actualizan el listado de aspirantes para entregar 4 casas en Saavedra

    El viernes 14 de mayo vence el plazo para que los aspirantes a viviendas en Saavedra...

    Siguen sin encontrar a los 5 presos que se fugaron en Tres Arroyos

    Como si se los hubiera tragado la tierra, los cinco prófugos que se escaparon de la...

    ESTA TARDE ANUNCIAN NUEVAS MEDIDAS SANITARIAS

    Debido a que el distrito de Saavedra desde ayer se encuentra en fase 3, el Ejecutivo municipal, brindará hoy a las 17...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas