18.6 C
Pigüé
sábado, enero 16, 2021
  • Rural
Otras

    Parasitosis de los equinos

    Destacadas

    DUEÑO VENDE CASA EN PIGÜÉ

    Casa 3 ambientes, patio y cochera. Los Paraisos 155. GRAN OPORTUNIDAD!!! Muy buen precio con mejoras...

    Tizón: “Si se siguen incrementando los casos podemos retroceder a Fase 3”

    El Secretario de Salud dr. Guillermo Tizón evidenció la preocupación debido al alza en el número...

    horse-La-Comb-Shemal1Los equinos siempre se encuentran susceptibles a sufrir infectaciones parasitarias, cuando eso ocurre se refleja en el desempeño del animal, el desarrollo, el estado nutricional, etc. Las consecuencias de una infestación parasitaria están influidas por el ciclo biológico de los parásitos, el grado de infestación, la especie de parásito infectante, la susceptibilidad del organismo infestado, el clima, la zona geográfica, la alimentación, etc.

    Los parásitos afectan a los caballos en sus diferentes etapas de crecimiento y es casi imposible que un caballo se encuentre totalmente libre de éstos, por lo que es importante llevar un control parasitario para disminuir al máximo la carga parasitaria, de no ser así los caballos sufrirán las consecuencias, que pueden ser de gravedad.

    Los parásitos intestinales como su nombre lo indica se localizan en las diferentes porciones de éste afectándolas lo que a su vez esto repercute en la apariencia y estado de salud del organismo en general, así como en su desempeño en el trabajo. Algunos parásitos sólo se encuentran en el intestino y permanecen ahí realizando todo su ciclo biológico, otros más presentan migraciones hacia el corazón, el pulmón, el hígado, venas y arterias y otros órganos de importancia. Cada parásito produce daños dependiendo de su ciclo de vida y de su localización. Por ejemplo: unos se alimentan de sangre, otros destruyen a los glóbulos rojos y a los tejidos, algunos causan alergias, otros producen obstrucciones mecánicas en el intestino y muchos más compiten por los nutrientes de la dieta del caballo, llevándolo a una desnutrición severa.

    Sin embargo, las manifestaciones más comunes que presentan los caballos por sobre carga parasitaria son: anorexia (falta de apetito), debilidad, baja de peso y desnutrición, retraso en el crecimiento, deshidratación, distensión del abdomen, pobre apariencia física, anemia, gastritis, enteritis, constipaciones, cólicos recurrentes, diarreas, entre otros.
    Aplicar cualquier tratamiento debe ser bajo supervisión o realizado por el veterinario, ya que puede resultar contraproducente e inadecuado la aplicación por parte del dueño. Es muy importante tomar en cuenta el espectro y actividad de cada principio activo o medicamento, la edad, y etapa del animal a tratar, cualquier restricción de uso aconsejado por el fabricante, la dosificación correcta, así como cualquier consideración del aumento de la dosis recomendada para tratar diversas frases del desarrollo, diferentes especies o tipos de parásitos y el periodo de suspensión del medicamento en caso de ser animales para consumo.

    Parásitos intestinales

    Existe una gran variedad de parásitos que afectan a los caballos. Los más apropiados sea el caso:
    • Grandes estrongylos: A esta parasitosis también se la llama arteritis verminosa cuando se encuentra su fase larvaria. Los parásitos más comunes de este grupo son:
    – Stronguylus vulgaris
    – S. equinus
    –  S. edentatus
    Estos parásitos afectan a los caballos de todas las edades y se encuentran alojados principalmente en el intestino grueso y se alimenta de sangre, sin embargo, las larvas pueden migrar a otros órganos y al abdomen, así como a las venas y arterias importantes. Esto trae como consecuencia: anemias, trombos, aneurismas y cólicos recurrentes en los caballos infestados.

    Pequeños estrongylos

    Estos parásitos afectan a los caballos de todas las edades y se albergan principalmente en la luz del intestino grueso. Estos parásitos no causan tanto daño, ya que solo se presentan diarreas cuando se encuentran en gran número en los animales afectados.

    • Parascaris equorum: También es conocido como presencia de lombrices o manchas de leche. Es un parásito del intestino delgado que infesta a los caballos de cualquier edad. Cuando el parásito se encuentra en la luz del intestino sólo causa irritación, obstrucción y en ocasiones perforación del mismo y a veces migra a los conductos biliares, sin embargo, las larvas migran hacia el hígado y al pulmón causando hemorragias y lesiones en estos tejidos.
    • Oxiuros equi: También llamado cola de rata o prurito anal. Este parásito se localiza en el intestino grueso y afectan a los caballos de todas las edades. Causa irritación de la región anal porque las hembras de estos parásitos ponen sus huevos en ésta zona y eso le causa prurito (comezón) al caballo, razón por la cual los animales infestados se frotan la cola en todas las salientes para aliviar la comezón, es por eso que los animales muestran el maslo de la cola sin pelo presente se encuentra áspero y despeinado.
    • Strongyloides westeri: Se localiza en el intestino delgado y afecta principalmente a los potros desde los primeros días de nacidos porque el parásito puede ser transmitido a través de la leche de la madre. Este parásito ocasiona irritación del intestino, lo que trae como consecuencia enteritis y diarreas.
    • Habronemas: Conocida como verminosis gástrica, llaga de verano o cáncer de los pantanos.
    • Gaterophilus: También es conocido como miasis gástrica o gusano del cuajo. Los parásitos son:
    – Gastrophilus intestinalis
    – G. nasalis
    – G. inermis
    – G. haemorroidalis
    – G. pecorum
    Estos parásitos son las larvas de las moscas, se encuentran en el estomago del caballo y a veces pasan al intestino, ahí se adhieren a la mucosa causando irritación inflamación e incluso llegan a perforar la pared del mismo.

    Control parasitario

    Es de vital importancia donde existen boxes, mantenerlos limpios, así como retirar el estiércol diariamente para evitar la contaminación, la transmisión y la reinfectación de parásitos en los caballos. Lo más importante es llevar a cabo un control de desparasitación para todos los caballos y respetarlo para evitar la infestación, la sobrecarga parasitaria, la contaminación ambiental, la transmisión a otros caballos e incluso reinfectación de los animales.
    El programa de desparasitación implica muchas consideraciones como el tipo y especie de los parásitos, la cantidad de éstos presente en el organismo afectado, del ambiente, del propio caballo, del manejo de las excretas, del medicamento utilizado, de la fauna silvestre que existe alrededor, etc. Cambiando de medicamento en cada desparasitación, con el objetivo de no crear resistencia de los parásitos a algún medicamento especifico, de lo contrario, atacaremos a un solo grupo de parásitos y después de un tiempo estos serán resistentes al producto además continuara la carga parasitaria de otro tipo de parásitos.
    Es importantísimo calcular la dosis exacta del medicamento utilizado en cada caballo, ya que el subdosificar (aplicar menor cantidad de medicamento) también causa resistencia e ineficacia de la desparasitación.
    Para obtener una mayor y adecuada efectividad es preferible realizar un examen coproparasitoscópico (examen de heces) antes de realizar la desparasitación para determinar la cantidad y la especie de los parásitos que están infestando a nuestro caballo y así obtendremos mejores y mayores resultados cuando el veterinario realice la desparasitación pertinente.

    Tipos de drogas que se pueden utilizar

    – Febendazole: Se recomienda en hembras gestantes y en animales jóvenes.
    – Mebendazole: Se recomienda en hembras gestantes y en todas las edades.
    – Oxibendazole: Se recomienda en hembras gestantes y en animales jóvenes.
    – Tiabendazole: No se recomienda utilizarlo en el último tercio de la gestación (a partir del séptimo mes de gestación).
    – Febantel: Se recomienda en hembras gestantes y en todas las edades.
    – Pirantel: Se recomienda en hembras gestantes. No se recomienda aplicarlo en animales débiles ni en combinación con drogas de acción anticolinergica.
    – Diclorvos: No se debe utilizar junto con medicamentos órgano fosforados, otros antiparasitarios, tranquilizantes ni relajantes musculares. Tampoco se deben aplicar en presencia de diarrea, constipaciones, obstrucciones ni cólicos. También presenta sus reservas para aplicarlo en hembras gestantes.
    – Ivermectina: Cuando se aplican por vía intramuscular causan inflamación y pudiera presentarse infección del área de aplicación por Clostridium perfringens. Los caballos que además manifiestan carga parasitaria por microfilarias, desarrollan prurito (comezón) y adema (acumulo de líquido) a las cuantas horas de aplicar el tratamiento, sin embargo, este proceso es controlado por el propio organismo y se resuelve en dos o tres días.
    (*) Informe elaborado por el Doctor Gastón Persichini para Reflejos Rural.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    DUEÑO VENDE CASA EN PIGÜÉ

    Casa 3 ambientes, patio y cochera. Los Paraisos 155. GRAN OPORTUNIDAD!!! Muy buen precio con mejoras...

    Tizón: “Si se siguen incrementando los casos podemos retroceder a Fase 3”

    El Secretario de Salud dr. Guillermo Tizón evidenció la preocupación debido al alza en el número de casos positivos y manifestó...

    En el COE y AYUDARNOS se pueden registrar quienes quieran vacunarse contra el Covid

    La intendenta interina Ana Lucía García, el Secretario de Salud dr....

    “LA UNIÓN” SOCIEDAD COOPERATIVA DE TRANSPORTE AUTOMOTOR LIMITADA

    "La Unión" Sociedad Cooperativa de Transporte Automotor limitada, llama a: CONVOCATORIA A ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA

    MUNICIPALIDAD DE SAAVEDRA (PIGÜÉ)

    CORRESPONDE A EXPEDIENTE Nº 91696/2021.- PIGÜÉ, 13 de enero de 2021.-             Visto lo...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas