33.2 C
Pigüé
martes, marzo 2, 2021
  • Rural
Otras

    PEDRO PERERA: Hombre de campo

    Destacadas

    NOTARARIGO: “SAAVEDRA Y ESPARTILLAR VAN A TENER CLOACAS Y ESO ES GESTIÓN”

    Así respondió el intendente Gustavo Notararigo a las críticas del ex intendente Hugo Corvatta quien le...

    MERQUEL EN EL PALCO CON EL PRESIDENTE FERNANDEZ

    La diputada provincial Marisol Merquel formó parte del puñado de funcionarios que acompañaron hoy al presidente...

    ACTIVIDADES DE CONCEJALES DE JUNTOS POR EL CAMBIO

    Hoy por la mañana los concejales de Juntos por el Cambio visitaron la planta de reciclado "Pago...

    nuevo-1_copy•Don Pedro Perera trabajó 40 años en una estancia del distrito, tiene huellas en sus manos de un duro trabajo y anécdotas, como la de haber visto un ovni y la de haber seguido el rastro del «chupacabra» y hasta el aprendizaje de un linyera.

     La historia familiar de Don Pedro Perera la compartimos el pasado jueves en otra sección del semanario en la oportunidad también nos contó que, cuando llegó a Pigüé, proveniente de Eduardo Castex, Provincia de La Pampa el 30 de agosto de 1950, trabajó como albañil, en la curtiembre y Ciano Errecart fue quien lo llevó a la Estancia «La saudade» donde trabajó como encargado por 40 años.

    «La Saudade era una sociedad de familia, antes era mucho más grande, tenía 10 mil hectáreas, se dividió, porque el dueño original tenía 11 hijas mujeres, yo estuve donde está el casco, el dueño verdadero era Francisco Nazar « el señor Pancho» para nosotros y el que administraba era el sobrino, Arturo Lavallol.. Yo primero fui a hacer la cosecha de trigo ahí con Errecart, después no sé qué problema tuvo él que yo quedaba en desbande, quedaba sin trabajo, pero me llamó Lavallol y me ofreció quedar como encargado».

    «Ese día habíamos estado trabajando con las ovejas y le dije enseguida que no quería, pero lo pensé dos minutos y al final le dije que me tomara a prueba un mes, y de común acuerdo, yo también lo probaba a él como jefe, y así quedamos, ni una palabra más, así me quedé 40 años»; contó Perera.

    Desde los 7 años

    Él conocía bien el trabajo de campo, ya que, en La Pampa, se había criado en una quinta pero de chico le ayudaba a su padre en el campo y luego se desempeñó en diversas tareas cuando la fuerza, el esfuerzo y una gran voluntad y vocación de trabajo eran condiciones  imprescindibles. A los 7 años fue por primera vez a trabajar con el padre al monte a cortar leña, para después traerle una carrada al panadero y así pagaba la cuenta del pan.

    Al definir el trabajo en el campo, Don Pedro Perera, detalló: « usted tiene que ser médico, veterinario, tractorista, arriero, jardinero, cocinero y hasta niñero tuve que ser, en una ocasión que tuvieron que salir corriendo porque vino la plaga de isoca, la señora del patrón se había tenido que ir a Suárez porque el nene no andaba bien y el patrón de había ido en el avión a buscar el otro avión para fumigar los bichos, así que me dejaron a mí cuidando a la nena toda la tarde».

    Ovejas y más

    3.400 ovejas  Corriedale había en «La Saudade» cuando ingresó a trabajar Don Pedro, al tiempo se realizó un raleo quedando 1.800 ovejas. Pedro contó que  debieron hacer una cuidadosa selección, descartando aquellos animales más viejos o que la lana no era de muy buena calidad. Las ovejas se quedaron en el campo hasta el año 1982, fecha en la que se remataron, para pasar directamente a la actividad ganadera.

    « Se compraron 100 vacas y llegaron 99, en un remate en «La Legua» las compró, el lote eran Puro registradas, todas Hereford, y ahí empezamos la cabaña, yo tenía todo anotado, y en la Rural de Palermo en el ´99 compró 3 vaquillonas de Pédigree, las 1108-1234 y 3444, con esas tres llegamos a tener 142 de Pédigree del ´82 hasta el 2004»; detalló Perera, quien tiene una excelente memoria.

    Estableció también una diferencia entre el trabajo con las ovejas y con las vacas y aclaró que los animales no fallan, sino que los que fallan son los hombres:. «Los animales son muy nobles, yo con las vacas de Pédigree me volví loco, y la oveja da trabajo porque hay que limpiarla, desojarla, los perros ajenos vienen a hacerles daño, los zorros matan los corderitos, yo andaba día y noche, siempre, y con las ovejas yo sabía si iban a tener mellizas o trillizas, de mirarlas nomás». «Eso no se aprende, se nace, las llevaba a la manga y sacaba para un lado las que iban a tener más de una cría y así, y no me equivoqué nunca, y muchísimas las melliceras, y a veces cuando se moría la oveja, lo hacía adoptar por otra»; contó Pedro.
    Para agregar que muchas cosas de las que sabe las aprendió de linyeras: « al linyera nadie lo quiere, siempre iban al campo, antiguamente, había un puesto que lo habían arreglado, tenía un fogoncito, entonces podaba las plantas y les dejaba leña para que prendieran fuego, ahí los mandaba yo».

    «Y un día un linyera se dio cuenta que la oveja topaba al corderito, era un trillizo que no quería agarrarlo porque no era de ella, entonces me preguntó como hacía para que lo adopte, y yo ataba al perro entonces la oveja va con el cordero para defenderlo, pero me dijo que tenía que agarrar una lanita de la oveja, mojarla con kerosene, poner un poco en la nariz de la oveja y en el lomo del corderito, un poquito. Lo hago, le largo el corderito y en seguida lo dejó que se prendiera de la teta, parece que el kerosene le hace perder el olfato, es que una vez que la oveja lame su cordero, usted no le hace agarrar otro»;  relató. Y agregó: « uno siempre aprende de alguien, del que menos espera por ahí».

    Trabajo con
    la hacienda

    Además cuenta algunas cuestiones relacionadas a la hacienda bovina, que en el caso de «La Saudade», al ser una cabaña, era un trabajo aún mayor: « con las vacas yo hacía todo, casi siempre solo, a veces tenía un ayudante, pero él a veces tenía que estar en el tractor arando por ejemplo, yo inseminaba también. Pero la hacienda me gustaba mucho, y había que ser partero también, con mi amigo Ricardo Meiller».
    « Le digo una cosa, cuando la vaca está por tener elternero hay que ir mañana y tarde a mirarla y tiene que estar al pie del cañón cuando nace, porque , la oveja, capaz que tenía un corderito acá y el otro por allá y la vaca por ahí tiene el ternero y se va a otro lado, entonces hay que traerla de vuelta que lo agarre al ternero, que lo olfatee, y hay que tatuarlo ahí con una pinza,. Se limpia bien la orejita y se le anotan las letras y números que le toca con una tinta, en la izquierda le ponía el número del animal y en la derecha iba el número del rodeo, yo llevaba mi libreta, le ponía el número que lleva el ternero, el del rodeo y tenía que anotar el número del padre y el de la madre, en el momento del parto, yo lo maneaba al ternerito y lo dejaba ahí, le arrimaba la vaca»; detalló el entrevistado.

    Quien reconoce que había poco personal para atender tanta tarea pero que no se conseguía y no se consigue fácilmente hombres para trabajar en el campo. « Al campo no quiere ir nadie a trabajar, tiene que haber nacido y haberse criado en el campo para que le guste, es muy casual que a un muchacho le guste, y después encontrar una persona con cariño por lo que hace, y compromiso. Yo soy de una sola palabra, muchas personas me decían el loco, es que yo digo que sí, o digo que no, punto, hay dos cosas, usted no puede, pelear y discutir».

    Por otro lado habló del clima, el frío, las heladas y los vientos fuertes en medio del campo y sin poder suspender las tareas, recordó que una vez que tosían los caballos y debió llamar al veterinario, Ricardo Meiller. Este le dijo que tenían un parásito que habían contraído por comer pasto de la laguna, que era un encharcado que había en el campo, y que ese día, él estaba con gripe con 40º de fiebre y no dejaba de recorrer el campo. Pero aclaró: « eso no se hace, me pasaba de responsable con los animales, y después vienen las consecuencias». Otro exceso fue cuando estaba listo para venir a Pigüé porque debía operarse de una hernia que tenía y le avisan que tres de las vaquillonas estaban sobre las vías y tuvo que salir al rescate, poniendo en serio riesgo su salud.

    El ovni

    Una única experiencia tuvo Don Pedro en la estancia y en toda su vida de ver un ovni, obviamente un hecho inolvidable. «Yo estaba mirando a Susana Giménez por el canal de Bahía Blanca en la cocina, y también jugaba Boca y lo escuchaba por la radio, con un equipo brasilero jugaba, también estaba un carpintero, Recovsky, que se había ido a otra habitación». «Bueno, de repente Susana se fue lejísimo en la pantalla, y otra vez se hizo grandota,  y se cortó la imagen, y la radio empieza a hacer ruido. Entonces salgo afuera y veo todo iluminado, era como un foco grande que iba por arriba del galpón despacito, con todas luces verdes, y digo: es un plato volador, lo llamo a Recovsky, vino corriendo, ahí largó como una llamarada colorada y salió para la ruta, acá en Pigüé lo vieron, mucha gente, un vecino que estaba arando también, esa fue la vez que ví tan cerca un bicharraco de estos».

    El chupa cabra

    «El chupacabra es una realidad..No es mentira, mentira es lo que dicen los veterinarios, a una vaca allá le sacó el costado de la cara, los dientes se los dejan al aire y la ubre entera. La lengua no se la sacaron, la ubre bien quemada alrededor, la vaquillona esta se había muerto de parición, tenía las patitas del ternero afuera y cuando fui a sacarlo con el tractor, ya estaba medio afuera, y el jaulero que iba por los rollos al campo, dice que vio como un perro, un bicho que iba adelante disparando. Cuando llegó al cuadro de los rollos, pegó un salto y se metió en el maíz, ahí no lo vió más». «Al otro día me fui con un perro, hice el trayecto y el perro lo olfateó, y después le perdió el rastro, después agarró el rastro en el maíz y lo perdió en el arroyo, pero no lo ví al bicharraco este, eso fue una época, después no se escuchó más lo del chupacabra»; finalizó Don Pedro Perera, hombre de campo si los hay.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    NOTARARIGO: “SAAVEDRA Y ESPARTILLAR VAN A TENER CLOACAS Y ESO ES GESTIÓN”

    Así respondió el intendente Gustavo Notararigo a las críticas del ex intendente Hugo Corvatta quien le...

    MERQUEL EN EL PALCO CON EL PRESIDENTE FERNANDEZ

    La diputada provincial Marisol Merquel formó parte del puñado de funcionarios que acompañaron hoy al presidente de la nación Alberto Fernandez...

    ACTIVIDADES DE CONCEJALES DE JUNTOS POR EL CAMBIO

    Hoy por la mañana los concejales de Juntos por el Cambio visitaron la planta de reciclado "Pago Limpio". Allí conversaron con el...

    Torneo oficial LRF – ¿Sin equipos suarenses?

    (Especial Claudio Meier Nuevo Día ) Una acalorada reunión se dio este lunes en la...

    ASOCIACIÓN CIVIL PIGÜÉ POR LA VIDA

    CONVOCATORIA A ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas