34.6 C
Pigüé
martes, enero 19, 2021
  • Policiales
Otras

    Pidieron 22 y 16 años de prisión para Olivera y Heit

    Destacadas

    NO HABRÁ FIESTA DEL RESERVADO

    Así lo informó la comisión directiva del Club de Pesca y Turismo Pigüé, institución organizadora de la...

    RAUL ISIDRO: “UNA LÍNEA INTERNA NO MUERE CUANDO SE PLANTEA DESDE EL QUEHACER SOCIAL”

    El referente del partido “Principios y Valores” en el distrito de Saavedra,...

    ACTIVIDADES DE VERANO PARA ADULTOS MAYORES

    Desde el área de Adultos Mayores continúan las actividades de verano para mayores en todas las localidades...

    537b8a213c6a1 cropSonia Molina, la mujer que denunció que estuvo cautiva durante 3 meses en la casa de la periodista suarense Estefanía Heit y su pareja Jesús Olivera, donde la sometieron a vejaciones, dijo hoy que espera que los condenen a muchos años de prisión.

    “Estas personas no pueden estar libres. Se muestran tranquilos pero son macabros. Tienen personalidades psicopáticas —dijo Molina—. Sé lo que hicieron y sé cómo se manejan. Si se hacía un careo no iban a poder sostener sus dichos. Yo sí. Nunca me contradije.”

    Esta mañana, el fiscal Eduardo Zaratiegui pidió 22 años de prisión para Jesús Olivera, y 16 para la periodista de Coronel Suárez, Estefanía Heit, durante la instancia de alegatos en el juicio que comenzó el lunes de la semana pasada.

    El fiscal Zaratiegui consideró que quedó probado que los acusados mantuvieron a Molina privada ilegalmente de su libertad por coacción. También pidió imputarlos por tentativa de homicidio y estafas reiteradas.

    Del mismo modo, acusó a Olivera por el delito de abuso sexual en perjuicio de la víctima.

    El representante del Ministerio Público sostuvo que los imputados redujeron y ocultaron a Molina en su vivienda de Coronel Suárez, donde la golpearon y sometieron a maltratos.

    También indicó que mediante amenazas la retuvieron y le exigieron que le solicitara sumas de dinero a sus conocidos, además de vender sus bienes para entregarles la plata.

    “Por consejos de los imputados vendió dos veces su propiedad y les entregó 100 mil pesos”, señaló Zaratiegui, además de acusarlos de haber recibido otros 22 mil de un reclamo laboral realizado por Molina y una moto que posteriormente vendieron.

    Dijo además que la declaración de la mujer se encuentra corroborada por los testimonios de su madre, su hermana, de la taxista que la condujo a una vivienda tras su fuga y la del matrimonio que la recibió en su casa.

    Destacó el relato de los trabajadores que vieron a los imputados deshacerse de una bolsa de basura en la que fue hallada una tarjeta de crédito de Molina.

    Sostuvo también que los médicos describieron el deficiente estado físico de la víctima.

    Dijo que los psicólogos y psiquiátras describieron las personalidades los imputados, quienes, a su juicio, “explotaron la vulnerabilidad de la víctima”.

    La defensa

    A su turno, los abogados de la pareja, Claudio Lofvall y Leonardo Gómez Talamoni, dijeron que hubo contradicciones en las declaraciones de Molina y pidieron la absolución de sus defendidos.

    El primero de los defensores sostuvo que “la mediatización logró la distorsión de los hechos, generando una injusta condena social”. Rechazó la calificación legal de los hechos realizada por el fiscal y consideró que Molina acomodó su declaración en la forma más perjudicial para sus clientes.

    “Está probado y filmado que les mintió en la cara”, sostuvo. Dijo también que no hay pruebas para acreditar el presunto abuso sexual por el que se imputa a Olivera. Consideró que “la disposición del patrimonio personal por parte de Molina no fue realizada como víctima de un engaño, sino por su propia voluntad y convicciones religiosas”.

    Sostuvo que “nadie puede estar cautivo” en la casa de la pareja y que las lesiones de Molina tenían el carácter de leve. Gómez Talamoni adhirió a las palabras de su colega y pidió a los jueces que, en el marco de una causa tan mediática, resuelvan “sin pensar en el día después”.

    Señaló que espera que no fallen con “las emociones y que, como siempre lo hacen, lo hagan con el Código Penal en la mano”. Manifestó que no está configurada la privación ilegal de la libertad con fines coactivos y que, en todo caso, ese delito es de ámbito federal, por lo que no puede ser juzgado por un órgano provincial.

    Describió también varias contradicciones entre actitudes de la víctima y su testimonio.

    Finalmente leyó un par de correos electrónicos que Molina le envió a Olivera en 2011, en lo que supuestamente la víctima le relataba sueños. Destacó que en uno de ellos refiere situaciones similares a la denunciadas respecto de la fuga de la casa de los imputados.

    El Tribunal en lo Criminal Nº 1 informó que el fallo del juicio se conocerá el próximo lunes 26, a partir de las 13. El caso se conoció el 12 de noviembre de 2012, cuando Molina denunció que había escapado de un cautiverio de 3 meses.

     (La Nueva.)

    Artículo anteriorSe entregaron más netbooks
    Artículo siguienteLlovieron 15 mm en Pigüé
    - Avisos -

    NO HABRÁ FIESTA DEL RESERVADO

    Así lo informó la comisión directiva del Club de Pesca y Turismo Pigüé, institución organizadora de la...

    RAUL ISIDRO: “UNA LÍNEA INTERNA NO MUERE CUANDO SE PLANTEA DESDE EL QUEHACER SOCIAL”

    El referente del partido “Principios y Valores” en el distrito de Saavedra, Raúl Isidro, aseguró que el...

    ACTIVIDADES DE VERANO PARA ADULTOS MAYORES

    Desde el área de Adultos Mayores continúan las actividades de verano para mayores en todas las localidades del distrito.

    COMENZÓ EL ALTEO DE LA RN33 CASBAS Y GARRÉ

    El Ministerio de Obras Públicas a través de Vialidad Nacionalcomenzó la obra de alteo en la Ruta Nacional N° 33 KM 246...

    LA CANASTA ALIMENTARIA DE PIGÜÉ ENTRE LAS 10 MÁS CARAS DE LA PROVINCIA

    Según el Reporte Mensual de Precios de diciembre 2020 correspondiente a 15 productos la canasta de alimentos realizado por la Fundación COLSECOR,...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas