23.6 C
Pigüé
martes, marzo 2, 2021
  • Informe Especial
Otras

    Recuperaron los restos de una víctima de la dictadura

    Destacadas

    Torneo oficial LRF – ¿Sin equipos suarenses?

    Mientras once instituciones –ninguna de Coronel Suárez-, ya se inscribieron para los próximos torneos oficiales de...

    ASOCIACIÓN CIVIL PIGÜÉ POR LA VIDA

    CONVOCATORIA A ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA

    TRANKELS Y MERQUEL VISITARON LAS OBRAS DE LA RUTA 33

    La diputada provincial Marisol Merquel junto al director de Vialidad Nacional distrito Bahía Blanca, Gustavo Trankels...

    DSC 0007NORA E. ROMAN DE GUERRERO fue secuestrada en Mar del Plata en Junio de 1977. Su hijo,  que tenía 2 años, estaba con ella cuando se la llevaron y el lunes la homenajeó en Pigüé. Mediante su ADN, se lograron recuperar los restos de su mamá, que fueron hallados en una fosa común en Lomas de Zamora. «Es  un cierre bastante importante, porque uno recupera la identidad…. Es una cuestión de saber aquí está», dijo Emiliano, hijo de Nora..

     

    «NORA E. ROMAN DE GUERRERO, víctima del terrorismo de Estado secuestrada en Junio de 1976 en Mar del Plata y asesinada en Febrero de 1977. Sus restos fueron identificados por el E.A.A.F», dice la placa que colocó Emiliano, hijo de Nora en uno de los nichos del cementerio local.

    Es el primer homenaje físico a las víctimas de la dictadura en la ciudad. No hubo ruido, discursos, ni actos gradilocuentes. Sólo estuvieron presentes Emiliano su hijo, Alberto su esposo y sus familiares más íntimos. Un ramito de flores como homenaje y la sensación, en el pecho, de que finalmente Nora se reencontró con los suyos. Más allá, el feriado del lunes transcurrió ajeno, distante. Hasta vacío. Mientras, desde la placa, los ojos de Nora parecen interpelarnos por más memoria, más verdad y más justicia.

    «Cuando yo era un niño, tenía dos años estábamos en lo de una vecina con mi mamá, en el Barrio Constitución de la ciudad de Mar del Plata y, según lo que nos cuentan los vecinos y mi abuelos; estábamos en lo esa vecina buscando agua potable. Había ido mi mamá con unos bidones. Yo estaba en un triciclo, y cuando volvimos a nuestro departamento la estaban esperando. Habían destruido todo, yo quedo con otra vecina. Se llevan a mi madre y ese mismo día se llevan a mi tío», reconstruye Emiliano Guerrero.

    Aquel 19 de Junio de 1976, los militares lanzaron una razzia gigante en Mar del Plata porque la noche anterior un grupo guerrillero a la hija del Comisario. «Fue una de las primeras razzias que hubo en Argentina y esa noche se llevaron a mi madre y su hermano Daniel, cuyos restos también fueron identificados el año pasado por el Cuerpo de Antropología Forense», agrega Emiliano.
    Sus abuelos iniciaron la búsqueda con los elementos a su alcance, pero no pudieron hallar datos concretos. La mamá de Nora, fue uno de los pañuelos blancos de Mar del Plata, sin resignar la búsqueda de sus hijos. «Se pudo reconstruir que mi mamá estuvo en el Pozo de Banfield y fue encontrado su cuerpo en el cementerio de Lomas de Zamora». En una fosa común, Nora fue sepultada con un total de 7 personas según los datos de esa necrópolis. «Los datos consignan que había sido fusilada en una esquina de Lomas de Zamora. Consideramos que la tuvieron detenida 8 meses, porque entró al cementerio en Febrero de 1977», agregó Emiliano Guerrero.

    Su padre Alberto, recuerda que cuando se conoció el trabajo del Cuerpo de Antropología Forense y el Banco de Datos Genéticos que impulsó el gobierno de Néstor Kirchner, le dijo a su hijo, «yo no puedo hacer nada para encontrarla, pero vos sí». Emiliano dio su muestra de sangre en 2009 y en 2011 a través de su ADN se logró identificar a los restos de su madre, que luego de los trámites respectivos fueron inhumados en el cementerio local.
    «La declaración dice que mi mamá fue fusilada por la espalda. Ella era una militante política, ni siquiera de un grupo importante, tenia 26 años en ese momento», agregó Emiliano.
    Diciendo que, «primero fueron a buscar a mi tío y a mi mamá a la casa de mis abuelos. Estuvieron tomándoles declaración a mis abuelos unas cuantas horas, e investigando, buscando. Mis abuelos decían que no sabían nada de donde estaban, obviamente para cubrirlos. Estaban a punto de irse, hasta que encontraron una boleta de mi tio , de un archivo. Porque en ese momento, nadie guardaba libros o material en su casa, por seguridad. A partir de ahí lo localizaron. Mi tío estaba trabajando en un frigorífico y lo fueron a buscar y mi mamá al barrio donde estaba conmigo»

    Su papá Alberto Guerrero, explica que «se supone que ella no estaba estudiando en ese momento porque al tener Emiliano chiquito no podía hacerlo. Yo estaba separado de ella, incluso yo estaba en Pigüé. Ella tenia una militancia estudiantil, pero muy poco importante. Su hermano si, era activista de un partido superficial también, el partido de Altamira. Debe ser uno de los pocos desaparecidos de ese partido. Era un partido Socialista…. En Mar del Plata, primero fueron a buscar al tío y luego fueron a buscarla a Nora. No desaparecieron a nadie importante….».
    « Ya veníamos un poco perseguidos, yo también me vine para acá por actividades estudiantes donde te perseguían, fotografiaba y te iban a buscar», recuerda.

    Luego de haber podido hallar a su mamá, Emiliano asegura que para él fue «tener el cierre de una historia, donde hasta hace unos años atrás no sabíamos nada de lo que había pasado. No sabíamos si estaba en la Argentina. Nada. Se buscó por todo el país pero no se supo más nada. Mi abuela hizo 10 mil recursos de amparo, luchó como Madre de Plaza de Mayo que fue. Es un cierre bastante importante, porque uno recupera la identidad. De saber lo que pasó, que su cuerpo está, más allá de la importancia espiritual que cada ser humano le pueda dar a ello. Es una cuestión de saber: aquí está. Tanto mi madre, como mi tío. Además de recuperar el cuerpo, recuperamos la historia, gracias al E:A:A:F».
    «Sabemos que estuvo en el Pozo de Banfield porque hubo compañeros de ella que estuvieron allí y fueron liberados».

    «Lo más impactante y doloroso es que estuvo 8 meses detenía. Porque por lo general, cuando se detenía a alguien se le sacaban datos importantes, sino los tenían los liberaban o desaparecían. Pero mi mamá no tenia mucho para aportar. Quizás sí mi tío que era más militante, pero estuvo menos tiempo detenido».

    Emiliano, creció sabiendo que su mamá estaba desaparecida. «Cuando tuve la edad oportuna se me informó, me enteré. Cuando tenía 2 años viví todos esos sucesos pero la mente consciente no detiene los registros. Pero cuando fui más grande siempre fue consciente y siempre estuve en contacto con mis abuelos. Mi abuelo falleció en 1989 y mi abuela en 1993 y siempre estuvimos en contacto».
    Alberto, padre de Emiliano marca en el final de la charla que «sabemos que en Pigüé hay nietos que fueron apropiados en esa época. Hay 400 nietos en todo el país que no han aparecido y se necesita la sangre de ellos para sus familiares que los están buscando. Ellos quizás no quieran saber su historia y están en su derecho, pero es importante que aporten sus datos genéticos. ¿Por qué?, porque las abuelas no tienen mucha vida y una vez que se arrepientan, o quieran hacerlo los nietos, quizás sea tarde. Frente a la duda de su identidad, que lo hagan. No sólo por ellos, sino por las abuelas, si ellos no quieren saber es una cuestión personal. Acá en Pigüé, yo sé que hay casos».

    «Ya sea porque el apropiador estaba en contacto con las Fuerzas Armadas o aquel que lo ha hecho queriendo tener un chico y tiene miedo de decirle que es adoptado o que fue apropiado en ese momento. Hay gente que no apropiado los nietos con intención política, sino queriendo tener un hijo. Yo creo que se debe decirlo, más que cuando las personas tienen la edad de Emiliano, son grandes para saber su identidad».

    «Yo lo hablaba con mi novia que trabaja en Derechos de Humano en el Ministerio de Educación, que esta placa genera un precedente donde se evidencia un caso de terrorismo de Estado, pero que se llegó a saber la verdad. Justamente, la lucha es por la Memoria, la Verdad y la Justicia. En este caso se cumplió», dice Emiliano.

    Quien luchó junto a los familiares de su mamá por la verdad, está ejerciendo la memoria y siente que recibió justicia. «Sin tomar parte de ningún partido político, considero que en estos últimos diez años de gobierno se hizo algo muy bueno, donde se trabajó mucho por estos casos. En mi vida particular me parece mucho mas importante que se halla resuelto eso, más que un problema económico o de cualquier otra índole. En la década anterior se quisieron destruir archivos y desde el gobierno de Kirchner se recuperaron datos, la ESMA donde tuve la oportunidad de estar presente y se ha reivindicado. Para nosotros, para la víctimas; es un bálsamo».

    También hallaron al hermano:

    Daniel Román, quien estudiaba Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Mar del Plata hasta el momento de su secuestro. Tenía 22 años, era militante del PRT y fue secuestrado el 19 de junio de 1976 por un grupo de tareas de esa ciudad. Los restos de Daniel Román, un estudiante de economía que fue secuestrado, desaparecido y asesinado durante la última dictadura militar, fueron inhumados en el Cementerio de la Loma de Mar del Plata en Mayo del año pasado.

    Los restos de Román fueron identificados el año pasado en La Plata por el Equipo Argentino de Antropología Forense, luego de que fuera enterrado como NN en el cementerio de esa ciudad tras haber sido asesinado por grupos militares el 29 de junio de 1976.

    Román tenía 22 años, era un militante de agrupaciones de izquierda vinculadas al PRT y había sido secuestrado el 19 de junio de 1976 de la casa de sus padres, ubicada en calles Mitre y 9 de Julio de Mar del Plata.

    Ese mismo día fue secuestrada su hermana Nora Román de Guerrero, en su casa del barrio Constitución de Mar del Plata, cuando tenía a su hijo Emiliano Guerrero en brazos.
    Los restos de Nora fueron también hallados por el Equipo Argentino de Antropología Forense en 2010 en el cementerio de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, donde había sido inhumada como NN el 19 de febrero de 1977. Sus restos fueron trasladados luego por su esposo Alberto Guerrero y su hijo Emiliano a la localidad bonaerense de Pigüé, donde residen.
    Octavio Bertolucci, hijo de la prima de Daniel y Nora, leyó una carta de Emiliano Guerrero en la inhumación del estudiante de Ciencias Sociales en la que señaló que “hoy podemos cerrar una etapa en nuestras vidas que lleva casi 36 años de dolor y malos recuerdos”.

    Tras lamentar no poder estar presente en la inhumación, Emiliano agradeció en el escrito al Equipo de Antropología Forense, a sus tíos, primos y familiares que “motivados por el amor dedicaron mucho tiempo y esfuerzo para que hoy el cuerpo de mi tío y de mi madre estén en el lugar que merecen”.

    En la carta Emiliano, quien al momento del secuestro de su madre tenía dos años de edad, señaló que “terrible sucesos marcaron días históricos en nuestras vidas, dejando en nuestras almas un indeleble dolor”, y recordó que “a partir del 19 de junio de 1976 mi vida ya no fue la misma. Arrancaron de mis brazos a la persona que me dio la vida. Seguramente intenté con todas mis fuerzas aferrarme”.DSC 0009

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    Torneo oficial LRF – ¿Sin equipos suarenses?

    Mientras once instituciones –ninguna de Coronel Suárez-, ya se inscribieron para los próximos torneos oficiales de...

    ASOCIACIÓN CIVIL PIGÜÉ POR LA VIDA

    CONVOCATORIA A ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA

    TRANKELS Y MERQUEL VISITARON LAS OBRAS DE LA RUTA 33

    La diputada provincial Marisol Merquel junto al director de Vialidad Nacional distrito Bahía Blanca, Gustavo Trankels y concejales del distrito recorrieron...

    SITUACIÓN COVID EN EL DISTRITO

    En el día de hoy se registraron 8 nuevos casos positivos de Covid-19 y 5 recuperados. Informe emitido por la Secretaria de...

    SAAVEDRA: AVANZAN LAS CLOACAS Y EL ALUMBRADO DEL SIP

    Dos obras tan necesarias como postergadas comienzan a avanzar en la localidad de Saavedra. Se trata de las cloacas y el...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas