30.6 C
Pigüé
martes, marzo 2, 2021
  • Informe Especial
Otras

    Rodolfo Matassi «a mí me dirigió el loco Bielsa»

    Destacadas

    MERQUEL EN EL PALCO CON EL PRESIDENTE FERNANDEZ

    La diputada provincial Marisol Merquel formó parte del puñado de funcionarios que acompañaron hoy al presidente...

    ACTIVIDADES DE CONCEJALES DE JUNTOS POR EL CAMBIO

    Hoy por la mañana los concejales de Juntos por el Cambio visitaron la planta de reciclado "Pago...

    Torneo oficial LRF – ¿Sin equipos suarenses?

    (Especial Claudio Meier Nuevo Día ) Una acalorada reunión se...

    1513614
    ARRIBA: Bielsa primero desde la izquierda y Matassi, tercero contando desde la derecha
    Uno de los técnicos del momento a nivel mundial es argentino y su sola mención despierta admiración por su particular método de trabajo. Marcelo Bielsa, actual entrenador del Athletic de Bilbao que tiene un extenso currículum que incluye la conducción de los seleccionados de Argentina y Chile, tuvo su primera experiencia en 1982, donde con apenas 27 años, el Loco se lanzaba a la aventura de conducir un grupo amateur de universitarios.

    Hasta aquí la historia conocida y difundida en una nota publicada en La Nación, en el suplemento canchallena.com hace unos días, donde se publica la foto de aquel equipo, y entre sus integrantes estaba Rodolfo Matassi, quien al ser consultado por este medio cuenta que aquella selección de la UBA se conformó con universitarios.
    «Yo estudiaba veterinaria. La UBA que son once facultades con 300 mil alumnos, tiene un departamento de deportes al que le da mucha importancia. Se organizan torneos internos, a su vez cada facultad conforma una selección. Una vez por año compiten las once selecciones y a su vez se conforma una selección de la UBA que yo tuve la suerte de integrar», afirma.
    Rodolfo que hace 28 años se radicó acá y ya se siente un pigüense por elección, cuenta que integrando esa selección tuvo el privilegio de que lo dirigiera un técnico tan particular como Bielsa. «Son esas cosas de la vida, donde conocí a una persona que después se hizo hiper famosa y que por sobre todo es una gran persona», dice y que la experiencia fue inolvidable.
    «Esta selección que se conformó entre los cinco mil jugadores que tiene la UBA en las distintas facultades, la dirigió Bielsa, que venía de Newels donde había jugado hasta hace poco, era un poco pata dura y cuando llegó la verdad que nos encandiló. Nosotros éramos una selección de fútbol amateur, que competíamos en un torneo comercial de la ciudad de Buenos Aires, con grandes empresas, con clubes como GEBA, CUBA y viajábamos por todo Buenos Aires, además de torneos interuniversidades en la Argentina y alguna vez hasta viajamos afuera, y todo lo pagaba la UBA», señala y que la llegada de Bielsa les cambió la cabeza.

    «Fanático de la
    preparación física»

    «Era un fanático de la preparación física, llegamos a hacer hasta 600 abdominales diarias y para mí fue uno de los años más lindos de mi vida. En ese entonces por suerte mi único compromiso era estudiar y hacer deporte, y la verdad que con Marcelo entrenábamos todos los días de lunes a viernes, muy fuerte en lo físico y un enamorado de lo táctico, capaz de hacernos repetir hasta el cansancio alguna jugada, y ahí aprendimos cosas que en lo amateur no se ven, como el posicionamiento, los  sistemas tácticos, los relevos. Llegamos a tener un estilo muy definido, marcando a presión y sabiendo exactamente a quién teníamos que marcar y los relevos. Era algo casi matemático».
    Y agregó que  «veníamos de un técnico que nos tiraba la camiseta el día del partido y nos encontramos con uno que nos hacía entrenar rigurosamente todos los días y con un planteo táctico», confía y que ese estilo de juego no difiere demasiado de lo que uno aprecia actualmente en los equipos de Bielsa.
    «Ese estilo es casi el mismo que uno ve hoy. Por eso en un equipo de Marcelo, podés jugar vos y pude jugar yo, mientras tengamos algunos atributos y cierta conducta dentro de la cancha, puede jugar cualquiera, y lo que sí él hace hincapié en sacar de uno las mejores virtudes. Por ejemplo él no podía concebir que cuando uno hiciera un cambio de frente, lo haga tirando un globito. Había que pegarle fuerte a la pelota, los centros nunca eran llovidos sino centros shots decía él, y en eso trabajábamos, además de lo físico donde yo descubrí lo que era el test de Cooper. Y la verdad es que físicamente era como un entrenamiento casi militar», confía y que esa experiencia con el dt rosario duró poco más de un año.
    A tal punto caló hondo aquella prédica de su entrenador que Matassi recuerda que ya recibido de médico veterinario y radicado en nuestra ciudad, siguió jugando al fútbol en el Guillermo Palma y tratando de mantener aquella costumbre de entrenar. «Durante un tiempo lo hicimos y la verdad que nos fue bien», señala.

    «SE LO MERECE»

    A la distancia siguió la carrera exitosa de quien se inició como entrenador en un equipo netamente amateur. «Y la verdad que lo que le está pasando se lo merece, porque es una persona que se hace querer, pese a que nunca te tuteaba, y eso que tiene dos años más que yo, pero en la cancha te trataba de usted y lo sigue haciendo, al igual que caminar como un loco al costado de la cancha. Hoy lo veo y hace lo mismo que treinta años atrás, pero es un tipo con una gran educación, nunca una palabra de más y la verdad que infunde respeto», afirma y también «tenía principios, y ascendencia para convencerte de lo que quería, y con una idea clara, la de ser técnico de fútbol».
    «Yo disfruto de todos los equipos que él dirige. Es más futbolísticamente no me llevo muy bien con los chilenos, pero la verdad cuando Bielsa era técnico yo alentaba por Chile», confía Matassi.
    Ese año, 1982 fue el de la guerra de Malvinas, y Matassi recuerda que inmersos en el fútbol y el estudio no le dieron la importancia que se merecía un conflicto bélico al que fueron a combatir chicos tan jóvenes como la mayoría de los que estaban estudiando.
    «La verdad estábamos un poco desconectados de la guerra de Malvinas, lamentablemente pienso hoy. Nosotros estábamos jugando al fútbol y era como que el mundo seguía para nosotros, mientras los verdaderos héroes estaban dejando la vida en el sur», se sincera.

    También fue el año del mundial de fútbol de España, y en la previa, Bielsa regularmente concurría al predio de AFA para ver los entrenamientos de la selección que conducía César Luis Menotti. «Todos los días, agarraba su autito y se iba a ver la selección, a charlar con Menotti, porque como tenía un grado de entidad al estar como técnico en la UBA, podía arrimarse a los entrenamientos de la selección. Es que es un tipo que ya entonces vivía para el fútbol, y podría establecer un parangón entre Bielsa y Bilardo, pero con personalidades distintas. Marcelo es loco pero predecible, y ambos tienen un grado de obsesión por la perfección futbolística. Porque correr es una cosa, pero cuanto teníamos que trabajar con pelota, o agarraba el pizarrón y nos explicaba, lo practicábamos una y otra vez. Nos convencía y parecíamos un equipo profesional, y en realidad éramos amateurs», señala.
    «Eramos un buen equipo, todos estudiantes y el único que llegó a ser reconocido fue Alejandro Lanari, que atajó en Rosario Central y se recibió de médico», cuenta Matassi y agrega «yo jugaba de cinco, y tenía que estar muy bien físicamente, y a veces creo que estábamos más preocupados por interpretar el libreto que jugar como lo hacemos en la canchita del barrio, es que Bielsa era muy riguroso en eso, aunque jamás una chicana o una mala expresión. Con una personalidad muy fuerte y un tipo que ya se veía que era distinto, porque uno ve que el fútbol argentino está lleno de otro tipo de técnicos, de esos que imitando al Coco Basile te puede decir ‘muchachos jueguen como ustedes saben, jueguen lindo’. No, Bielsa tenía un libreto, lo ensayábamos toda la semana y el sábado salía».
    Matassi cuenta que después de aquella experiencia nunca más tuvo contacto con Marcelo Bielsa ni con aquellos compañeros de equipo. «Pero tuve la suerte de conocerlo y yo disfruto de su éxito, le deseo lo mejor», cuenta.
    Y agrega que «es algo que sólo lo he contado en algún círculo íntimo. Por supuesto que con mi familia, y mi hijo mayor fue el que vio la nota en La Nación, me la envío vía facebook, y cuando lo abrí me quedé helado, porque no tenía ninguna foto de aquel equipo, y me hizo volver a recordar cosas tan lindas. Son sensaciones únicas y muy gratas».

    Una anécdota

    Matassi cuenta que era tal el grado de compromiso con aquel equipo, que inclusive el día que se casaba, previamente fue a disputar un partido de fútbol. «Me casaba el sábado por la noche por iglesia, y por la tarde jugaba. Y la verdad no me acuerdo contra qué equipo era, pero se armó una gresca, pero mal, y en un momento éramos un montón de gente tirándonos trompadas, era un descontrol, y de pronto alguien me saca de un manotazo, me doy vuelta y estaba Marcelo Bielsa que me dijo ‘vos estás loco, te casás esta noche y vas a ir con un parche en el ojo’, y una vez que tomé un poco de distancia, me serené, y tuve que escuchar el reto de Marcelo», cuenta y agrega que la anécdota no terminó ahí «me fuí a bañar, pero se ve que yo había mirado mal a alguien o no sé que pasó, pero dos o tres rivales me vinieron a buscar, y entonces pensé ‘bueno acá cobro’, y el que los vió, salió a interceder y les puso banca fue Marcelo Bielsa. Lógicamente que lo invité al casamiento, pero Marcelo tenía que viajar a Rosario y no pudo estar en mi fiesta».

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    MERQUEL EN EL PALCO CON EL PRESIDENTE FERNANDEZ

    La diputada provincial Marisol Merquel formó parte del puñado de funcionarios que acompañaron hoy al presidente...

    ACTIVIDADES DE CONCEJALES DE JUNTOS POR EL CAMBIO

    Hoy por la mañana los concejales de Juntos por el Cambio visitaron la planta de reciclado "Pago Limpio". Allí conversaron con el...

    Torneo oficial LRF – ¿Sin equipos suarenses?

    (Especial Claudio Meier Nuevo Día ) Una acalorada reunión se dio este lunes en la...

    ASOCIACIÓN CIVIL PIGÜÉ POR LA VIDA

    CONVOCATORIA A ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA

    TRANKELS Y MERQUEL VISITARON LAS OBRAS DE LA RUTA 33

    La diputada provincial Marisol Merquel junto al director de Vialidad Nacional distrito Bahía Blanca, Gustavo Trankels y concejales del distrito recorrieron...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas