16.4 C
Pigüé
sábado, mayo 15, 2021
  • Informe Especial
Otras

    Rolando Platz emprendió la aventura desde Alaska hasta Sacramento, Estados Unidos 7 mil kilómetros en Torino

    Destacadas

    CORTE GENERAL DE AGUA EN PIGÜÉ

    Atención: CORTE GENERAL DE AGUA EN PIGUE desde este momento hasta las 19 hs por roturas en...

    Peñarol y Sarmiento suspendieron sus actividades deportivas

    Los clubes Sarmiento y Peñarol suspendieron sus actividades deportivas hasta el lunes 24...

    Después de 10 años se reactivó la obra de cloacas en Espartillar

    Comenzaron los trabajos de excavación para reactivar la obra de cloacas...

    DSC08733Rolando Platz reside en la localidad de Espartillar, hijo de una familia de agricultores, actividad que también desempeñó durante varios años de su vida, hasta que decidió cambiar el rubro y poner un restaurante y hotel al ingreso de su pueblo, allí en una conversación con un amigo, éste le contó sobre un amigo suyo que tenía un auto en Alaska y que a partir de junio había que traerlo andando hasta Argentina.

    Rolando contó que un día, aburrido en la escuela, donde estaba terminando de cursar el secundario a sus 54 años, escribió que quería conocer diez países, Alaska figuraba al final de los enumerados, pero por algo ese amigo suyo le contó sobre la travesía, él vio la señal y no dudó.

    «Es un Torino, modelo ´80 Grand Routier, me comentó que él iba, el auto estaba desde hace un año allá, había ido desde Ushuaia hasta Alaska, llegó hasta el punto más hacia el norte que se puede llegar en auto. Yo era el acompañante número 14, el auto hizo seis etapas, cinco para ir y a mi me tocó la primera de regreso, el auto ahora está en Sacramento, Estados Unidos, hasta ahí llegamos, partimos el 10 de junio y volví el 10 de Julio»; comenzó contando Rolando.

    En principio el viajero se contactó con el dueño del auto, así se inició con la organización del viaje que incluyó varios trámites, voló hasta Anchorage, Alaska, luego se dedicó a conocer esa ciudad, más Seward, Whittier, para dirigirse posteriormente en tren hacia Fairbanks donde se encontraba el vehículo. « Fui una semana antes para conocer algo, después me encontré con el dueño del auto, que lo conocí ahí , Raúl Boretz se llama y es de Santa Fe, ese fue el octavo día. Yo llevaba un cartel que decía Tito y él se bajó con un sombrero, esa era nuestra consigna, ahí empezó nuestra aventura en el auto que fuimos a buscar juntos y estuvimos dos días acondicionándolo… Le pusimos batería, parabrisas, que le faltaba y cubiertas nuevas».

    18 días en Torino

    El viaje duró 18 días por la costa del Pacífico partiendo desde Fairbanks hasta Sacramento. «Pasamos una noche en una ciudad de Alaska y después ya pasamos a Canadá, nosotros fuimos en verano así que me tocó entre 20 y 31º, justo estuve dos noches que no hubo noche..

    Las luces no se encienden, lo bueno es que se puede conocer mucho porque siempre es día. Hay que dormir, sí, pero es como una siesta, porque el sol está fuerte y empieza la actividad para el turista, muy temprano».

    «Al inicio del viaje pasamos una noche en una ciudad de Alaska y después ya pasamos a Canadá, los dos solos porque mi amigo y un hermano del dueño del auto iban a ir pero al final no pudieron»; dijo Platz.

    En Canadá se trasladaron hasta Vancouver y la ciudad de Victoria en la Isla Vancouver, para pasar al continente de Estados Unidos, llegando a Sacramento donde se quedó el Torino.
    «Ahora, supuestamente en noviembre, Raúl vuelve a hacer otra etapa de 7-8 mil kilómetros, llevará otro acompañante, el viaje fue todo por ruta, casi todo autopista, sólo un trecho de ripio. La verdad es que fueron muchas experiencias vividas, partiendo desde el idioma mismo, yo no sé inglés, Raúl sí, pero anduve solo una semana…. Pasa que hoy por hoy hay tanto movimiento en el mundo que siempre encontré a alguien que hablaba español, no tuve ningún problema».

    «Lo que tiene Alaska es que la mitad de la población es móvil, está la mitad de la temporada y se va, porque el invierno es muy crudo, son -20º, durante dos meses no hay día y tienen al menos dos metros de nieve, eso no lo soportan, sólo los del lugar, es que la actividad es casi nula»; contó Rolando.
    Para reconocer que más de una vez debió explicar dónde quedaba Argentina.

    En Canadá también se dio la oportunidad de conocer, sobre todo en Isla Vancouver y Wistler, capital del esquí, lugar donde impacta el paisaje de grandes montañas, vegetación y lagos, más los servicios en los centros de esquí fundamentalmente, así como la modernidad de las instalaciones. Mientras que en Estado Unidos la permanencia fue de tres días.
    En cuanto a los lugares que más le asombraron, además de lo mencionado en Canadá, en Alaska, destacó Seward hacia donde se dirigió en tren. «Los trenes de allá son, abajo como los de acá, antiguos, pero arriba son de vidrio, como una cápsula, y acondicionados con la última tecnología, hasta hay Internet, y el servicio de comedor es de primera…. Allá el efectivo casi no se usa, así compres una aspirina, incluso la propina, a mi me habían avisado. Osea que la tarjeta tenía que estar bien preparada, sobre todo en Alaska donde los precios son más elevados como un 40% que en Canadá y Estados Unidos, la comida es accesible, pero el vino por ejemplo, no se puede tomar, una botella de los más baratos cuesta 40 dólares»; mencionó Platz.

    El viajero pudo disfrutar 18 días a puro paisaje, desde Alaska con sus montañas, hielo, nieve y agua provocada por los deshielos, mientras que en Canadá, en los lugares por donde circularon es un paisaje con abundante vegetación. «La costa es muy bonita, pasamos por lugares muy lindos, con un primo de Raúl que vive ahí conocimos algo más, en verdad es difícil recordar todos los nombres».

    Respecto del objetivo del viaje; Rolando Platz, respondió: « viste lo que es la vida? Yo terminé el secundario en diciembre, y un día que nos aburríamos en el aula, escribí: tengo 54 años, quiero conocer diez países, uno por año. Entonces ponía un año y un lugar, y el último año, que no sabía que lugar poner, puse Alaska, eso quedó en el cuaderno, y cuando se dio esta charla con mi amigo en el restaurante, me dije, bueno… paso lo que pensaba hacer el décimo año al primero y listo; esta fue la primera vez que salí al exterior tan lejos, había estado en Paraguay, Uruguay y algo de Brasil y en febrero fui con Liliana a Islas Malvinas, en la lista también puse Australia, Londres, Francia, Italia, parte de la India, Perú, también puse algo de Argentina, que ya la recorrí toda… Pero hace veinte año no voy a Cuyo y quiero volver, además quiero ir a Antártida».

    «La verdad es que tuve la suerte de ir a hacer este viaje, y me gustaría que todos los argentinos puedan tener la misma posibilidad de viajar, se abre otro panorama, no es lo mismo ver por Internet, además recomiendo no esperar hasta ser muy mayores porque hay cosas que no se pueden hacer, además se tienen que dar varias cosas, la salud,…. Osea, el tiempo; las vacaciones, y el dinero, si se dan estas tres cosas, ¿Por qué no ir?»

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    CORTE GENERAL DE AGUA EN PIGÜÉ

    Atención: CORTE GENERAL DE AGUA EN PIGUE desde este momento hasta las 19 hs por roturas en...

    Peñarol y Sarmiento suspendieron sus actividades deportivas

    Los clubes Sarmiento y Peñarol suspendieron sus actividades deportivas hasta el lunes 24 para contribuir a evitar la...

    Después de 10 años se reactivó la obra de cloacas en Espartillar

    Comenzaron los trabajos de excavación para reactivar la obra de cloacas en Espartillar. Esta etapa permitirá...

    Todos por Saavedra: el vecinalismo visito la Cámara de Comercio y más emprendedores

    En el día de ayer el concejal Matías Nebot, Griselda Cledou y Daniela Urrutia dialogaron con representantes de la cámara de comercio...

    180 CASOS ACTIVOS DE COVID EN EL DISTRITO

    El informe de el dái de hoy registro 30 nuevos casos positivos de covid-19, 18 recuperados y un fallecidos más. Los casos...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas