15.4 C
Pigüé
miércoles, abril 21, 2021
  • Editorial
Otras

    Se repite?…

    Destacadas

    La LRF reafirma que los certámenes iniciados tendrán continuidad

    COMUNICADO DE LA LIGA REGIONAL DE FÚTBOL Ante innumerables consultas efectuadas desde las instituciones...

    SITUACIÓN COVID EN EL DISTRITO

    Hoy se registraron 11 nuevos casos positivos y 11 recuperados. Casos activos 78.

    CONOCE EL MUSEO Y ARCHIVO DE LA CIUDAD DE PIGÚÉ EN FORMA VIRTUAL

    ¿Conocés el Museo y archivo de la ciudad de Pigüé?¡Ahora también podes visitarlo de forma virtual!Te invitamos...

    Gatic Planta 11  final(por WALTER DITRICH. walter@semreflejos.com.ar).-
    Dicen, que la historia se repite. Yo más bien, siempre creí que la historia continúa. Y si vuelve a pasar algo similar a lo que ya ocurrió; será porque no han cambiado las condiciones que repetidamente generan el mismo resultado.

    Algo de esto, de una historia que continúa; nos está pasando en los últimos días.
    Desde el quiebre de la textil Gatic; principal fuente de trabajo que se instaló en la ciudad después del Molino y el viejo Arsenal; no hemos podido hacer pie en consolidar ofertas laborales de tanta magnitud.

    Salvo en radicaciones más pequeñas o emprendimientos locales que han ido creciendo en el tiempo y lograron consolidarse empleando mano de obra local. Pero siempre en menor escala.

    Quizás, sea el camino. Tal vez sea hora de dejar de pensar en volver a erigir un monstruo industrial y, en cambio, consolidar la pequeña y mediana empresa que suele tener otra conciencia social y más respeto por sus trabajadores.

    Quienes piensan que la historia se repite, miran la foto de Alsina y Casey a fines de los ‘ 90 y la imagen se empeña en clonarse ahora. Una planta cerrada y las mismos protagonistas que bajaron la persiana: el Ing. Stringa y Eduardo Bakchellian.

    ¿Es la misma historia que se repitió?. ¿O se trata de una continuidad que derivó en un resultado similar?.

    Luego del quiebre de Gatic, Pigüé se dividió en una lucha espuria entre quienes apoyaron la cooperativa y aquellos que pretendían la llegada de un inversor privado. El poder político local se enfrascó también en esa división y perdió años valiosos intentando torcer del rumbo de Textiles Pigüé.

    Hoy, el fracaso de la radicación en Alsina y Casey, parece volver a darle la razón a quienes transitan el camino de la autogestión obrera y siguen de pie, a pesar de las dificultades.
    La historia continúo y lo mismos «mesías» del empleo volvieron con un proyecto que brillaba como los espejitos de colores. El Estado municipal apoyó y aportó porque la necesidad de generar empleo es impostergable. Basta con ver la decena de vecinos que viajan todos los días a ganar magros salarios en Coronel Suárez y cuya estabilidad laboral pende de las «condiciones del mercado internacional».

    Por necesidad, más que por convencimiento real, se «compró» el proyecto de quien fuera responsable del quiebre más estrepitoso de la economía local. Crisis, que generó enorme consecuencias sociales en decenas de familias de nuestros vecinos, muchas de las cuales nunca pudieron recuperarse del todo.

    En algo había que creer y se creyó. La historia continuó y se repitió. A poco de andar, apenas dos meses; el inversor que se retira y el silencio de radio de quienes exhibieron espejitos de colores para que 63 familias creyeran que un trabajo digno era posible.

    Ahora; más de lo mismo: Bakchellian que dice estar buscando soluciones, nuevos compradores y mientras tanto 63 telegramas de despido que se abollan en puños de impotencia de quienes nuevamente se ven estafados en su buena fe.

    La historia continuará repitiendo escenas de reclamos al poder político y las necesidades básicas de estos nuevos trabajadores sin ocupación se colarán en la campaña electoral generando dimes y diretes.
    Mientras tanto; se repiten los damnificados y los responsables también.
    La historia, amenaza con continuar escribiendo similares capítulos o los ya leídos.

    Salvo, que entendamos definitivamente que la generación de empleo debe ser una política de Estado vinculada al desarrollo del distrito. Y debe trabajarse con un rumbo fijo y sostenido por sobre los vencimientos del calendario político.

    Porque las improvisaciones reiteradas terminan en situaciones desesperadas que nos llevan a aferrarnos desesperadamente a cualquier balsa precaria. Y cuando nos impulsa la urgencia es muy probable que nos esperen días de naufragio.

    Durante las tres administraciones de Grenada, prácticamente no se generó empleo en el distrito. El ex intendente dedicó a sus energías a que un empresario privado desembarcara en la planta de Textiles. No lo logró y la cooperativa sigue resistiendo mientras cientos de vecinos buscan un salario fuera de Pigüé.

    Corvatta, apoyó los proyectos que le presentaron. Es que en su escritorio no pareciera que abundan las carpetas de inversiones para elegir cuál es la mejor de todas. En esas condiciones, la historia continúa repitiéndose casi de manera idéntica. Y los que pagan los espejitos de colores rotos, son los mismos de siempre.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    La LRF reafirma que los certámenes iniciados tendrán continuidad

    COMUNICADO DE LA LIGA REGIONAL DE FÚTBOL Ante innumerables consultas efectuadas desde las instituciones...

    SITUACIÓN COVID EN EL DISTRITO

    Hoy se registraron 11 nuevos casos positivos y 11 recuperados. Casos activos 78.

    CONOCE EL MUSEO Y ARCHIVO DE LA CIUDAD DE PIGÚÉ EN FORMA VIRTUAL

    ¿Conocés el Museo y archivo de la ciudad de Pigüé?¡Ahora también podes visitarlo de forma virtual!Te invitamos a recorrer la sala dedicada...

    Los municipales acordaron un 12% de aumento salarial hasta junio

    En la mañana de hoy los empleados municipales acordaron un incremento salarial de poco más del...

    ACTUALIZACIÓN DE STOCK GANADERO

    Se recuerda a todos los productores agropecuarios que terminaron con la campaña de vacunación que deben pasar por la Oficina de Marcas...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas