22.6 C
Pigüé
sábado, octubre 31, 2020
  • Personajes
Otras

    Seis años luchando contra la droga

    Destacadas

    FALLECIMIENTO 30/10/2020

    En Pigüé, a la edad de 79 años, falleció PEDRO FRANCISCO PAUL. Sus restos, trasladados a Puan,...

    FALLECIMIENTO 30/10/2020

    Falleció en PIGÜÉ a los 77 añosILDA HAYDEE MORALES VIUDA DE PERALTA sus restos recibieron sepultura hoy 30/10/2020 a las 16:00 hs. en la Necrópolis...

    APERTURA DE ESPACIOS PÚBLICOS A PARTIR DE HOY

    Desde el Municipio en hora de la mañana se anunciaba la apertura nuevamente de parques, plazas, playones...

    523bb80b3f9cf 565 319•   La madre de un adicto  en recuperación contó el padecimiento de su hijo adolescente y la familia en este lapso de tiempo en el que experimentaron impotencia y miedo a su muerte.

    Esta es la historia de una familia de nuestra comunidad cuyo hijo inició el triste camino de la drogadicción aspirando pegamento a los 13 años.  Hoy, con 20 años, si bien hace unos seis meses ya no consume ninguna sustancia, la lucha continúa a diario para escapar al drama de las adicciones.
    Su mamá, Mercedes, contó que, desde que supieron sobre la adicción de su hijo, nunca ocultaron el tema, que primero se buscan culpas, ayuda, y se vive, siempre con el miedo a que se muera.

    Julio iba al colegio La Salle, cuando tenía quince años, desde la dirección llamaron a Mercedes para comunicarle algunas observaciones que habían realizado sobre él. «Me dijeron viene medio dormido, se duerme en la clase, tiene los ojos rojos, fijate si no hay otra cosa detrás de eso, es el día de hoy que le agradezco infinitamente porque quizá nos hubiéramos dado cuenta, pero mucho más tarde».

    «Entonces empecé a observarlo, hasta que un día abro la puerta del baño donde estaba él picando un trocito de marihuana; le dije que teníamos que hablar».

    «Contó que cuando tenía trece empezó con pegamento a través de un amigo de un amigo»; comenzó contando la madre del joven, y agregó que él después siguió en un grupo en el que todos se encaminaban a la adicción.

    En una situación así, es inevitable buscar y re buscar las causas, en el caso de este testimonio, Julio es el segundo hijo, se caracterizaba por su inteligencia, a los 4 años sabía leer, al ingresar a la escuela primaria, y por su propio interés, sabía escribir. Por alguna razón se dedicó a ayudar siempre a un compañerito que podía menos que el resto, así, según cree su mamá, se fue automarginando del grupo, aunque fue elegido mejor compañero más de una vez.  

    « Uno no detecta cuál es el origen de esto, lo primero que hace es culparse, buscar adonde falló, él hasta el cansancio me ha dicho y me sigue diciendo: mamá no busques culpas, yo hice esto porque quise y porque me gustó, fumé marihuana porque me gusta, pero el problema es que con esto vino la cocaína, el LSD y todo lo demás, las pastillas, el viagra con alcohol y un montón de cosas, tuvimos que vivir que esté mal, hospitalizado muchas veces»; dijo Mercedes.

    La primera acción que tomaron los padres de Julio fue consultar a una Psicóloga, quien les recomendó que vieran a un Psiquiatra.

    Primera acción

    El primer viaje que realizaron los padres de Julio, en la búsqueda de un tratamiento,  fue a Entre Ríos al Sanatorio Adventista. No imaginaban aún cuan largo y difícil sería el camino. El Sanatorio Adventista del Plata o “Sanatorio de Puiggari” es una de las instituciones médicas privadas más antiguas y de mayor prestigio de la provincia de Entre Ríos. La clínica adventista recibe pacientes de todo el país y también de países vecinos para tratarlas en distintas especialidades.

    « Lo empezó a tratar un psiquiatra, fue muy importante que él aceptara, fuimos varias veces, en General San Martín queda, es que acá iba a la Psicóloga pero él mismo reconoció que no era suficiente, ahí estuvo internado durante quince días donde lo sometieron a una rutina de desintoxicación, que incluía buenos hábitos y espiritualidad o religión, tenía apenas 16 años, fue un dolor muy grande dejarlo ahí, aunque nos quedamos en Victoria y los últimos días lo podíamos visitar, es el mejor lugar al que fue, pero eran 800 kilómetros cada veinte días, era tener el tiempo, el dinero, y si bien seguimos viajando un tiempo, acá siempre encontraba la manera de encontrar drogas, seguía yendo al colegio, donde iban muchos chicos que consumían»; señaló la mamá de Julio. Para agregar que su hijo, fuera del colegio, se movía en el ambiente de la música y en el grupo siempre se «infiltraban» chicos mayores que eran o son adictos.
    Mercedes reconoció que, hasta que supo que su hijo era adicto, desconocían los efectos de las distintas drogas, como así también la cantidad de chicos que consumían. Así, junto a su marido comenzaron a investigar sobre la cuestión.

    Además procuró hablar con madres de chicos adictos que desconocían que sus hijos consumían, y contó que una de ellas, por ejemplo, aceptó, mientras que otras optaron por mirar para otro lado. En este sentido, la lucha se hacía más dura, ya que los chicos que consumen suelen formar parte de un grupo, y cuando los padres luchan por «preservarlo», saben que hay un entorno que está intoxicado.

    Efectos

    De acuerdo al Instituto Nacional de la Drogadicción, los efectos físicos del abuso de las drogas en el cuerpo pueden variar dependiendo del método que se use para tomar la droga, del tipo que se use y la frecuencia y duración del uso. Los cambios en el cerebro incluyen paranoia, alucinaciones, problemas de memoria, agresión, depresión, convulsiones, ataques al corazón y daño cerebral, al hígado, entre otros efectos.

    Mercedes indica también, que cuando son tan jóvenes, como es el caso de su hijo, afecta al crecimiento: « he visto que la mayoría no crece, esto los podría asustar, lo he visto a mi hijo tomando hormonas para crecer, las compraba en un gimnasio, ellos están bien informados sobre las consecuencias, por lo menos él sabía, buscaba en Internet sobre cosas naturales o no para contrarrestar lo que se estaba haciendo, es que al final le gusta la experiencia o lo que le produce la droga, pero a su vez, tiene un miedo a la muerte». «El ha hecho de todo, saltado paredones, escapando, caminado por el techo, yo me hice noctámbula para vigilarlo, nosotros en casa solíamos tener un licor y whisky para tomar en ciertas ocasiones, ya no, él se tomaba todo con pastillas, las que encontraba, ni remedios podíamos tener, nos faltó dinero y también vendió cosas de él, ciertos artículos que le habíamos comprado».

    Señaló también que un signo de alerta es el que se descuidan en su aspecto y su higiene personal.

    La mamá de Julio también señaló que él rompía su ropa, haciendo pequeñas rajaduras, además apartaba a sus padres, defendiendo a sus amigos.
    «Pero hoy en día reconoce que al final no eran sus amigos, sino compañeros de fumata, después la cocaína la pueden tomar solos, con la marihuana estaba como borracho siempre, dormía todo el tiempo, y con la cocaína se ponía agresivo, rompía, la puerta de la habitación por ejemplo, ha amenazado con pegarme, también al padre…Yo no me podía dormir, tenía miedo a que él mismo se hiciera algo, porque se ha lastimado, incluso hasta contó que tuvo ganas de suicidarse, él ha estado en un estado de inconsciencia total, ya sin reconocer que éramos padre y madre que le habíamos dado la vida, fue horrible».

    Sugerencias

    Mercedes, al hablar de sugerencias, remarcó al importancia de que una pareja se plantee, al momento de formar una familia, o antes, el proyecto que quieren para sus hijos, así  como lo que no quieren para ellos. «Y que eso sea una fortaleza, que no se interrumpa, eso es lo esencial en la familia, si nosotros hubiésemos estado fuertes, que nuestros hijos nos  miraran como las bases de la familia, hubiera sido otra la situación, los dos, la pareja tiene que estar, y cada cual en su función, es importante que cuando uno cría a sus hijos piense que está formando futuros padres y futuras madres, hemos visto muchos psiquiatras, y no es el hecho de que la pareja esté junta, sino de que cada quien cumpla su rol, pero, claro, cada chico es diferente también».

    El joven, que se encuentra en recuperación, también estuvo internado en una Comunidad de recuperación en Mar del Plata, de donde se escapó: « Posada del Inti se llama, la conseguimos por el CPA, creo que al Centro que hay acá le falta mucho por hacer, en esa comunidad tenía que estar un año, pero a los cuatro meses se escapó, cuando cumplió los 18, ahí le daban 7-8 pastillas por día».

    «También estuvo internado en Buenos Aires en una clínica de salud mental en la que había adictos, la verdad es que lo farmacológico que les dan no está adecuado a su edad, si  hoy tengo que decir a que es más adicto mi hijo, es a la medicación»; dijo Mercedes. Para afirmar también que los chicos hoy por hoy, pueden conseguir medicamentos fuertes, por medio de particulares, no de las farmacias.

    Mercedes contó también que ciertas mezclas que su hijo ha realizado lo han llevado a un estado de salud grave, debiendo ser internado para compensarlo.

    Recuperación

    Julio hace tres años se trata con el mismo Psiquiatra, entre muchos profesionales, hasta uno de los Psiquiatras que trató a Maradona lo vio. «En estos casos necesitan una terapia cognitivo-conductual, que hace que cambien de hábitos, hace algunos años  estaba con una psicóloga en Bahía y supimos que le mentía, él seguía consumiendo, los manipulaba, ahora hace algunos meses que no consume, antes hubo un episodio muy fuerte, le robó plata a un familiar, bastante, le pedimos que lo denuncie a la policía, fue una acción para salvarlo en definitiva, así lo detienen, lo duermen el en Hospital para llevarlo a una clínica en Bahía, fue muy duro todo».

    «Ahora también se hizo vegetariano, él dice que eso le ayuda a reforzar lo otro, por estos días ha cambiado mucho, tiene una ocupación y fue muy importante también para él, que tiene una novia, con ella comparte muchos momentos; así como es importante que sepan que no estamos para criticarlos, yo siempre le repito que lo quiero, que lo quiero sano, lo parí sano y sigo adelante para que se ponga bien, y durante estos largos seis años tuve miedo a que se muriera, mucho miedo»; finalizó Mercedes. Para añadir que la sociedad también tiene mucho que aprender ya que juzga y estigmatiza a un joven que está pasando, en definitiva, por un trance muy difícil de superar. Manifestó, asimismo, que son muchos hoy los jóvenes que consumen drogas en nuestra ciudad.  
    (*) N de R: los nombres de los protagonistas son ficticios 

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    FALLECIMIENTO 30/10/2020

    En Pigüé, a la edad de 79 años, falleció PEDRO FRANCISCO PAUL. Sus restos, trasladados a Puan,...

    FALLECIMIENTO 30/10/2020

    Falleció en PIGÜÉ a los 77 añosILDA HAYDEE MORALES VIUDA DE PERALTA sus restos recibieron sepultura hoy 30/10/2020 a las 16:00 hs. en la Necrópolis local. CASA DE DUELO : URQUIZA Nº...

    APERTURA DE ESPACIOS PÚBLICOS A PARTIR DE HOY

    Desde el Municipio en hora de la mañana se anunciaba la apertura nuevamente de parques, plazas, playones y espacios públicos en el...

    A 54 AÑOS DEL ACCIDENTE AEREO EN PIGÜÉ

    El 30 de octubre del 1966 se produjo en Pigüé, un trágico accidente aéreo que terminó con la vida de cinco personas,...

    CASTRACIONES EN EL BARRIO “JUAN MURGUIA”

    Area de Bromatología: informó que ayer se realizó en el Salón del barrio Juan Murguia una jornada de castración, vacunación y colocación...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas