6.7 C
Pigüé
domingo, junio 20, 2021
  • Informe Especial
Otras

    SIN VENCEDORES NI VENCIDOS EN LA BATALLA DE PI HUE?

    Destacadas

    SE INICIÓ EL PROTOCOLO PARA LA BUSQUEDA DE RUTH

    PARTE DE PRENSA POLICIAL Se informa que se continúan con los protocolos de búsqueda...

    FALLECIMIENTO 19/06/2021

    En Pigüé a la edad de 53 años falleció Daniel Horacio Ustua, sus restos no fueron...

    HOY SÁBADO 5 NUEVOS POSITIVOS

    La placa de hoy sábado 19 de Junio registra 4 nuevos casos positivos de covid-19 y 9...

    nuevo-1según la historia oficial venció el cnl granada, pero hay historiadores que dicen que  Calfucura salió favorecido.

    Hace 156 años, un 15 de febrero, los campos cercanos a Pigüé se cubrían de humo, sangre y muerte. El acero de los sables y el surcar de las lanzas por el aire, dejaban decenas de muertos sobre la pampa por entonces desierta. Fue a unos 10 kilómetros de nuestra ciudad; lugar donde hoy existe un camino que une a Pigüé con la Estación Ducós, paralelo a las vías. Un siglo y medio después, sólo se ve un monumento olvidado, rodeado con cardos, mantiene en borroneadas letras una leyenda que reza: «en este lugar se desarrolló el Combate de Pigüé. 15 y 16 de Febrero de 1.858. Comisión Nacional de Museos y Monumentos y Lugares Históricos. Ley 12.665. 4-12-1959».

    El historiador Ernesto Monferrán – impulsor del monumento que recuerda la colosal batalla- retrata en su libro El Ejercito de Operaciones del Sud y la Batalla de Pi hue lo acontecido. Comienza citando que durante los primeros días de febrero de 1.858 ese ejército que tenía por fin conquistar «el desierto» se asentó en las nacientes del arroyo Pi hue. Aguas abajo el cacique Calfucura al frente del ejército confederado indígena esperaba para el choque.

    Es que a esta región concurrían los caciques y capitanejos a deliberar. El corral de piedras de Curamalal hacían a este lugar de citas, además de la «gruta de los espíritus» ubicada en nuestro cordón serrano. Calfucurá, amo y señor de estas tierras, tenía su toldería en «Salinas Grandes» (hoy Carhué).

    La conquista

    En 1857, había asumido como gobernador Alsina, quien dispuso medidas para reorganizar la guardia nacional y conformar el denominado Ejército de Operaciones del Sud , para iniciar la ofensiva contra Calfucurá, quien había fundado en 1855 la “gran confederación de las salinas grandes”,cansado de los incumplimientos, engaños y ataques que quebraban los pactos establecidos.

    El ejército a las órdenes del Cnel. Granada, se dividía en dos columnas: la 1º al mando del Cnel Conesa (la división del Azul), la 2º al mando del Cnel Paunero (Bahía Blanca constituiría su base de operaciones).

    El 31 de octubre en el combate de Sol de Mayo, vencieron a los caciques Blanquillo y Manuel. El 2 de noviembre en el combate de Cristiano Muerto, se produjeron grandes pérdidas humanas para Calfucurá. El 5 de diciembre, se asentó el campamento en el Napostá Chico para emprender la marcha a Pigüé.
    El 10 de febrero, el ejército reunido en las costas del Arroyo Pigüé, conformaba la suma de 2000 efectivos. El 15 de febrero formaron un campamento respaldado por las barrancas del arroyo, cubriendo sus flancos restantes con las 9 piezas de artillería y los 2 lanza cohetes, en el centro se resguardaba el tren de combate con los bagajes, ganados y caballadas.

    La batalla

    Ernesto Eugenio Monferrán en su libro EJERCITO DE OPERACIONES DEL SUD Y LA BATALLA DE PIGÜÉ, reseña lo sucedido aquellos 15 y 16 de Febrero en las costas del Arroyo Pigüé.
    «El día 15 de febrero de 1858 se hallaba en su campamento sobre las costas del arroyo, en actitud pasiva, en espera de la reunión de las fuerzas enemigas para presentarles batalla. Al atardecer se presentó una fuerza indígena con intención de parlamentar, de donde despacharon un chasqui para el sargento mayor Iturra con una nota. En vista de que el cacique Calfucura quería parlamentar, es despachado el sargento mayor Iturra al campo enemigo con una escolta de treinta hombres de la guardia nacional e indios amigos de Bahía Blanca.

    Calfucurá, se dirigía a Iturra, porque había conocido a su padre. La nota que le envió el Cacique a Iturra, se transcribe así:

    «Sor Mayor Dn Francisco Yturra: Haamigo contesto a uste diciendo como U se ha tomado la faculta de Ymbadir mis campos he venido con toda mi Gente, aller llegó el coronel Baigorri con 200 hombres, Lecopán, Lengui y Guenaguén han Ydo a Ymbadir a Bahía Blanca ya he mandado aserlos bolber mandemelo haora mismo y despues y le mandare los cautivas y uste me manda mi mujer. Juan Calfucurá»

    «Mientras el chasque indígena salía al encuentro de Iturra, Calfucurá despachaba por la costa del arroyo una fuerza de 200 lanzas que atacaba a la reducida fuerza cristiana, la que tiene que batirse en retirada; el caballo de Iturra fue boleado tres veces, perdiendo cinco hombres de su escolta…. Entonces, el coronel Granada ordena inmediatamente la movilización general, y se resuelve esperar el ataque del enemigo…. Vista esa actitud, el enemigo prendió fuego al campo y avanzó circunvalando el campamento, con intención de robar la caballada…..El jefe de artillería, comandante Sussini, ordenó entonces dispararles un cohete a la Congreve, el que los dispersó para no volver más».

    «Con el objeto de efectuar un contrafuego, el Regimiento Nº17 de Guardias Nacionales Sol de Mayo salió del campamento y enfrentó a un grupo de enemigos que sumaba más de cien, y entre gritos guturales y las embestidas de los jinetes se inició la matanza mezclados oficiales y soldados, entre ellos los capitanes Elías, Pavía, Espinosa, D´Elía, el teniente San Juan, el alférez Bramul y otros, sufriendo el enemigo una buena sableada antes de cerrar la noche y dejando en el campo una buena cantidad de muertos, y heridos que huyeron mal montados».

    «El ejército se propuso pasar la noche… Sin haber sido inquietados absolutamente por el enemigo en la noche precedente, el día 16 a las tres de la mañana se tocó diana. Los alaridos del enemigo anunciaban su presencia…. A las cinco, vista la inmovilidad de ellos, el jefe del ejército, coronel Granada, ordena avanzar. En estos momentos, una fuerza de más de 400 indígenas pasa el arroyo para amagar al ejército por la retaguardia, pero es rechazada por la artillería del comandante Charlone, que la pone en dispersión, dejando los atacantes en el campo un buen número de jinetes y caballos muertos. El segundo jefe de las fuerzas indígenas, cacique Mauque-Fu, toma contacto con la saliente del ala izquierda del ejército nacional, donde se mezcla en el turbión, produciéndose entonces el más recio entrevero, combatiendo cuerpo a cuerpo y manteniendo sus posiciones ambos adversarios». «En ese momento entra en acción el regimiento de húsares del Plata, haciendo fuego con sus obuses ligeros y cohetes a la Congreve y notándose de inmediato la dispersión enemiga que, forzada por la columna del centro, al mando del coronel don Luis María Argüero, la hace desbordar a sus flancos. El ala derecha del coronel Conesa, jefe lleno de ardor y buen tacto, manifestado durante toda la campaña contando con el espíritu de sus hombres y a la vos de « ¡ Sable en mano y carabina lista!» le sale al encuentro marchando con el arma al brazo».

    «En esa forma Conesa se dirigió con su fuerza hacia la extrema izquierda del enemigo, persuadido con razón de que iba a obligarlo a replegarse en aquel punto para resistir el ataque que se le dirigía. Con el arma al brazo les dirige la primera carga, pero los indígenas le oponen una resistencia tan firme y viril que a la izquierda del coronel Paunero, por momentos, parece ceder terreno. Granada ordena entrar en acción a las reservas del Regimiento Nº6 de Carabineros, de reciente formación, al mando del teniente coronel don Mariano Salas, quien, con un gran fuego de fusilería, inicia el desmonte con fuego graneado a discreción. El resultado de Conesa pronto probó la exactitud de su cálculo, pero los indígenas, valientes y con coraje, resistieron las cargas que les hacían el regimiento de coraceros y el 1º de Línea, reagrupándose y sufriendo algunas cargas más; pero no pudieron resistir y fueron doblados por último, huyendo en seguida en todas direcciones. Los regimientos nacionales despliegan sus pabellones y al son del clarín se efectúa la matanza del enemigo en dispersión, que deja el campo en fuga».

    Quién ganó la batalla?

    En su libro La Dinastía de los Piedra, el Dr Estanislao Zeballos relata otra versión de la batalla de Pigüé, donde asegura que el encuentro que sostuvieron las tropas nacionales al mando del coronel Granada el 15 de Febrero de 1858 no fue tan halagüeño el resultado para las fuerzas del gobierno. El Doctor Zeballos dice al respecto en su libro de historia:

    «El coronel Granada se había hecho temer de los indios durante los años que guerreó al frente de su regimiento de granaderos; pero sea que las tropas expedicionarias no le inspiraban confianza, sea que carecía de los dotes de comando en jefe, el hecho evidente es que la operación fracasó en sus manos, esterilizando los sacrificios del ejército y los esfuerzos de Buenos Aires para prepararla».

    «Un día se presentó el enemigo en grandes masas y en orden regular sobre el arroyo de Pigüé… El valeroso comandante de granaderos a caballo no se abandonó a la táctica audaz del guerrillero y contramarchó sobre el arroyo…. Apoyando uno de sus flancos en sus barrancas inaccesibles formó un cuadro todo el ejército, con cuatro piezas de cañón, a manera de guerrillas bien protegidas. Al frente de cada uno de los lados y esperó confiadamente que los indios vinieran a quemarse en su castillo de fuego, como la incauta mariposa seducida por la llama de los cirios. « ¡ Infortunada e inútil esperanza! El enemigo simuló muchas cargas formidables y cuando tronaba el cañón, se desbandaba, jineteando festivamente y haciendo molinete con las lanzas.

    «La llamada batalla de Pigüé fue un triunfo completo para Calfucura, porque después de fatigar estérilmente a Granada, descubrió su impotencia y Cafulcura se internó en Chilihué, hecho y ufano retirando sus inmensos rebaños, familias y cautivos».

    «Vivito y coleando»

    Lo concreto es que Calfucurá había logrado frenar a un ejército importante en número y en medios, permitiendo que su gente se pudiera replegar, junto a sus rebaños y cautivos. Del parte «oficial» de Monferrán, se desprende que el 16 de febrero el Cnel Granada bordeó el arroyo en tres columnas paralelas ,los indios vieron la oportunidad y cargaron en varias direcciones produciéndose un entrevero en el que nadie cedía. Con la entrada en acción de la reserva se produjo una dispersión generalizada de los aborígenes que fueron perseguidos sin mayor suceso.

    Los partes de batalla, no respaldaron una victoria con cifras concretas de las bajas producidas al enemigo ,lo que hace intuir que no eran tantas, si bien se lo presentó como un triunfo trascendente, estaba lejos de ser definitivo. El resultado era el de mínima que podía esperar Calfucurá, es decir ganar tiempo para que su gente pudiera tomar distancia.
    El 21 de febrero conesa había sobrepasado la línea de los toldos de Calfucurá en las Salinas Grandes, sin poder interceptarlo; las operaciones continuaron rastrillando la zona de Carhué, Puan Curamalal, sin mayores novedades.

    La fuerza se replegó para prepararse para la invernada, cortando el acceso de las fuerzas de calfucurá a bahía blanca. El ejército esperaba que el invierno pasara para reiniciar las operaciones sobre las Salinas Grandes que, daría otro golpe definitivo al poder del cacique general chileno Juan Calfucurá

    nuevo-4images 5

     

     NOTAS RELACIONADAS: “CALFUCURA SE LLEVO UNA CAUTIVA DE LA BATALLA QUE FUE SU MUJER”

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    SE INICIÓ EL PROTOCOLO PARA LA BUSQUEDA DE RUTH

    PARTE DE PRENSA POLICIAL Se informa que se continúan con los protocolos de búsqueda...

    FALLECIMIENTO 19/06/2021

    En Pigüé a la edad de 53 años falleció Daniel Horacio Ustua, sus restos no fueron velados y recibieron sepultura en...

    HOY SÁBADO 5 NUEVOS POSITIVOS

    La placa de hoy sábado 19 de Junio registra 4 nuevos casos positivos de covid-19 y 9 recuperados. Casos activos 48 y...

    QUERÉS TRABAJAR EN LA COOPE?

    Puesto responsable de Carnicería, para la sucursal de Pigüé. Atención y asesoramiento a los asociados, fraccioamiento y despotes. Reposición y exhibición de...

    Buscan a una menor que desapareció del hogar convivencial

    Se trata de RUTH MAGALI GARCIA de 15 años de edad, quien se ausentó del Hogar Convivencial “Avelen-Hue” sito ubicado en...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas