18.1 C
Pigüé
martes, abril 20, 2021
  • Rural
Otras

    Temporada de servicio en bovinos

    Destacadas

    CONOCE EL MUSEO Y ARCHIVO DE LA CIUDAD DE PIGÚÉ EN FORMA VIRTUAL

    ¿Conocés el Museo y archivo de la ciudad de Pigüé?¡Ahora también podes visitarlo de forma virtual!Te invitamos...

    Los municipales acordaron un 12% de aumento salarial hasta junio

    En la mañana de hoy los empleados municipales acordaron un incremento...

    ACTUALIZACIÓN DE STOCK GANADERO

    Se recuerda a todos los productores agropecuarios que terminaron con la campaña de vacunación que deben pasar...

    servicio•Su planificación nos permite además de organizar nuestro rodeo, poder proyectar una mejor rotación de potreros, realizar un control correcto de enfermedades venéreas, con las ventajas que esto significa y concentrar la parición, el manejo y venta de terneros en un determinado tiempo.

     El  hecho de poder contar con tres meses aptos para el servicio de vacas y vaquillonas, desde noviembre y hasta enero, que coinciden con la mayor producción de pasto, nos permite además de organizar nuestro rodeo, poder planificar una mejor rotación de potreros, realizar un control correcto de enfermedades venéreas, con las ventajas que esto significa y concentrar la parición, el manejo y venta de terneros en un determinado tiempo.

    Sobre el tema «Reflejos rural» consultó al médico veterinario, Juan Andrés Frayssinet; quien remarcó que en principio se deberá tener en cuenta que las vaquillonas que entrarán a servicio estén en condiciones reproductivas y, en el caso de vacas, que éstas hayan criado un ternero en la temporada anterior.
    «Esta condición se busca para que cada vaca que tengamos en nuestro rodeo sea realmente productiva y nos produzca un ternero por año, en cuanto a la condición corporal ideal para entrar en servicio, tiene que ser de tres en una escala de cinco. Sobre todo lo que tenemos que ver es el desarrollo corporal, que haya crecido lo suficiente y tenga su sistema reproductivo en funcionamiento para el entore, que se preñe lo antes posible y tener las pariciones lo más junta posible»; manifestó Frayssinet.

    La falta de estado nos lleva a una disminución de los porcentajes de celo y preñez en el primer mes, con los que se agranda la cola de parición que a la larga nos perjudicara el próximo año.
    En cuanto al peso adecuado del animal a preñarse, se calcula en el  66% del peso adulto: « nosotros sabemos cuanto pesa nuestra vaca en un buen estado, entonces  hay que sacar la cuenta de cuanto es el  porcentaje, y ese sería el peso de entore de la vaquillona»; sostuvo el profesional; para agregar que tanto las vacas como vaquillonas tienen buena preñez, siempre que estén en buenas condiciones corporales.

    En el caso de vacas que no se preñaron, existen recursos de manejo: « si son vacas que sabemos que van a estar complicadas y es factible que queden vacías. Lo que podemos hacer es un destete precoz y una suplementación a la vaca, hay varia herramienta para tratar de tener la mayor cantidad de vacas preñadas, y, esperando un mes más, se le puede poner el toro y tendríamos un servicio en diciembre-enero»; indicó el veterinario.

    El toro

    Nunca introducir al rodeo en servicio toros sin sanidad comprobada, ahorrar en este sentido puede traer grandes perdidas y años de retraso. « Un toro para entrar a servicio tiene que estar sanitariamente en condiciones, esto quiere decir que esté libre de tuberculosis y brucelosis y que tenga dos raspajes consecutivos negativos, por un lado, después la revisación de aplomos, de testículos y cabeza»; dijo Juan Andrés Frayssinet.
    En relación a los principales errores que suele cometer el productor ganadero a la hora de organizar el servicio es no verificar el estado de las hembras: « es importante saber si están todas paridas o no, hay que hacer una clasificación en este sentido, también sucede que hay más toros que lo recomendable, en este caso se dan peleas entre  ellos, por lo que existen riesgos que por un golpe, dejen de trabajar»; agregó el veterinario.

    Bajo porcentaje de preñez

    Normalmente las causas que pueden producir un bajo porcentaje de preñez en un rodeo, son nutricionales, según informó el profesional consultado. Además las enfermedades venéreas en el rodeo. «En años que todos los rodeos tienen buenos servicios, son como esta temporada que tenemos ahora, de buenos pastos, es un punto a favor esto, como también los buenos precios de la carne. Entonces el productor está motivado a seguir produciendo, hasta se ha hecho mucha inseminación, se está trabajando bien, se guarda mucha vaquillona, que eso el año pasado no pasaba, eso nos indica que cuando tenemos mucha retención de vientres es que la gente está apuntando a aumentar su rodeo»; manifestó Frayssinet. Para añadir que es de esperar que en la próxima temporada habrá más terneros y más vacas en cría.

    Finalmente Juan Andrés Frayssinet recomendó, además de la revisación del toro, verificar el celo de las vacas, ya que si se percibe un estado corporal deficiente, aún hay tiempo de recuperar el animal para ponerlo a servicio.

    - Avisos -

    CONOCE EL MUSEO Y ARCHIVO DE LA CIUDAD DE PIGÚÉ EN FORMA VIRTUAL

    ¿Conocés el Museo y archivo de la ciudad de Pigüé?¡Ahora también podes visitarlo de forma virtual!Te invitamos...

    Los municipales acordaron un 12% de aumento salarial hasta junio

    En la mañana de hoy los empleados municipales acordaron un incremento salarial de poco más del...

    ACTUALIZACIÓN DE STOCK GANADERO

    Se recuerda a todos los productores agropecuarios que terminaron con la campaña de vacunación que deben pasar por la Oficina de Marcas...

    ATRASOS EN EL BACHEO EN PIGÜÉ

    La Secretaria de Desarrollo Urbano y Territorial Municipal informa que por una demora en la entrega de material, se retrasaron los trabajos...

    ARROYO CORTO: FUNDAR ASESORARÁ SOBRE VACUNACIÓN CONTRA COVID

    Mañana miércoles desde las 9 horas integrantes de la Asociación Civil FUNDAR estarán en el Centro de Jubilados de Arroyo Corto asesorando...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas