35.3 C
Pigüé
jueves, octubre 28, 2021
  • Informe Especial
Otras

    UN REPRESOR ENTRE NOSOTROS: Menchaca está acusado de 40 secuestros y torturas

    Destacadas

    Foro de seguridad: Aumentaron las denuncias por violencia de género

    El incremento de denuncias por situaciones de violencia de género fue...

    Oktober Fest en Sarmiento: patio de cerveza artesanal

    Cuatro fábricas de cerveza artesanal y varias bandas musicales, con el...

    Bochas tríos – Estrella del sur festejó en 2º y Unión –T- en 1º

    Tras disputarse los desempates surgieron los ganadores del torneo Apertura del certamen de...

    Quinto cuerpo DSC 0215 3283(Por Walter Ditrich- walter@semreflejos.com.ar).-La semana pasada, titulábamos en exclusiva en nuestra edición 844 que «en Pigüé detuvieron a un militar retirado acusado por delitos de lesa humanidad. Fue detenido en Pigüé por la Policía Federal. Se lo acusa en el juicio por violaciones a los derechos humanos en el V Cuerpo de Ejército».

    Públicamente, no se había hablado del tema, a pesar de que la detención ocurrió el 6 de Diciembre, y ese titulo se publicó el 12. Después de que diéramos la noticia, poco más se habló. Tal vez, por aquello de que «acá no pasó nada», se llegó a concluir de que el tema no tenía mayor importancia. O bien, paradójicamente el detenido terminó sufriendo aquella lógica prejuzgatoria que avaló la barbarie con el «algo habrá hecho». Y la mayoría de la población pasó a las filas del «no te metás».

    Lo concreto, es que ahora sabemos que hasta el 6 de Diciembre, un represor acusado de cruentas violaciones a los derechos humanos, caminaba impunemente entre nosotros. Muchos, lo habrán visto en su domicilio de Calle Coronel Pringles del Barrio Angel Monasterio. Tal vez , algún vecino ocasionalmente supiera que fue militar en el pasado. O simplemente, pasaba inadvertido como uno de los tantos operarios textiles que viajan a Indular a trabajar. Los más fútboleros, sin dudas, recordarán su paso por alguna cancha local.

    Lo que la mayoría de los pigüenses no sabían, y habrá que ver si ahora quieren saber; es que Hugo Francisco Menchaca (59) cumplió tareas en el Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca, bajo la estructura de la subzona 51. Tenía alrededor de 22 años en 1976 y comandaba un grupo de tareas. Al mando del cual, está acusado de haber privación ilegalmente de la libertad y haber torturado a unas 40 personas.
    Por eso, , la Policía Federal vino a buscarlo el 6 de Diciembre a su casa y desde entonces permanece detenido en la sede de esa fuerza en Bahía Blanca.

    Menchaca

    Menchaca egresó del Colegio Militar como subteniente a mediados de la década del ‘ 70 y el 2 de Febrero de 1976 llegó a la Bahía Blanca, donde cumplió el rol de Jefe de Sección en la Compañía Comando y Servicios. Tenia escasos 22 años, pero según habría declarado uno de sus jefes en sede judicial, era «100% efectivo». Es decir, una especie de máquina especializada en violar los derechos humanos.

    Como se sabe, se viene desarrollando en Bahía Blanca una titánica tarea en el marco de los juicios por las violaciones a los derechos humanos en el V° Cuerpo de Ejército. Casualmente el martes el segundo tramo de la causa tuvo sentencia de perpetua para cuatro represores. Dos de ellos eran segundos jefes del Batallón 181, es decir, jefes de Menchaca.
    Durante la titánica tarea investigativa cuya senda abrió el entonces fiscal Hugo Cañón y ahora prosigue la Unidad Fiscal de Derechos Humanos a cargo de los doctores Nebbia y Palazzani, varios testimonios señalaron a Menchaca.

    Pruebas

    El fiscal José Alberto Nebbia, quien lleva adelante la investigación, me atiende del otro lado de la línea con voz suave. Debe estar agotado. Hace escasas horas su trabajo contribuyó a enviar tras las rejas a cuatro represores del V Cuerpo.

    Le pregunto por las pruebas que comprometen a Menchaca. «El batallón 181 estuvo comprometido, tenía distintas compañías. Menchaca, tuvo participación activa en la denominada lucha contra la subversión, en los secuestros, las torturas, etc», confirmó Nebbia.

    «Menchaca tenía 22 años, pero estaba a cargo de una sección dentro de la Compañía Comando y Servicios del Batallón de Comunicaciones 181….Menchaca aduce que el hacia tareas de intendencia, como preparar la comida o entregar ropa. Eso es lo que él dijo en su indagatoria. Nosotros señalamos que no, todo ese batallón estuvo comprometido en los grupos que salían a «cazar» gente», agrega el fiscal.

    Describe que esos grupos de tareas estaban integrados por militares de diferentes compañías y secciones. «Lo hemos acusado a Menchaca por casi 40 víctimas». «Son víctimas de privación ilegal de la libertad con tormentos (torturas)», informó.

    Menchaca, no está acusado de apropiación de menores, sino de secuestros y torturas. «Hay sobrevivientes, y este hombre ha sido reconocido por alguna de sus víctimas», agrega.
    Precisando que se han recabado testimonios de colimbas «que fueron llevados a hacer procedimientos a localidades de la región. Hay menciones concretas a que Menchaca estaba a cargo de un grupo, que concretamente «pateaba puertas». Osea que encabezaba el grupo que entraba a las casas a secuestrar a las personas».
    En base a esos testimonios, los fiscales los imputaron, fue indagado y ahora el juez deberá resolver su situación procesal.

    Nebbia, asegura que de los «procedimientos» que le son sindicados a Menchaca, no figura ninguno en nuestra ciudad. «Fueron en Dorrego, y en otras ciudades», dijo Nebbia.

    Cadena de mando

    «Las condenas que tuvieron lugar el martes son la reconstrucción de la cadena de mando que estamos haciendo desde la Fiscalía. Es un trabajo muy arduo, a partir de los legajos, reamar los organigramas. No existe documentación, porque fueron destruidas por orden del último dictador. .. Tenemos muy buen equipo, un plafón con el trabajo que hizo Hugo Cañón y Abel Córdoba. Nosotros continuamos con esas líneas, profundizando investigaciones y otras que nosotros iniciamos. La sentencia de ayer es parte de la profundización por la búsqueda de justicia, porque memoria y verdad siempre hubo. Y bueno se avanza sobre los civiles y el año que viene se avanzará sobre la Armada», dijo el fiscal consultado.

    La imputación de Menchaca se hizo hace un mes, y falta resolver su situación procesal. Si todo avanza, podrían elevarse a juicio con el tercer tramo del juicio del V Cuerpo Ejército, pero pasaría un año, como mínimo.

    «Se están produciendo más detenciones en el marco de la misma investigación», dijo Nebbia.
    Por lo que, según parece, el destino de Menchaca es tan oscuro como su pasado.

    Sentencias

    El tribunal Oral Federal de Bahía Blanca condenó el martes, a siete represores por crímenes de lesa humanidad cometidos desde el V Cuerpo de Ejército durante la última dictadura cívico militar. Fueron cuatro penas a prisión perpetua y el resto a once, cuatro años y tres meses y tres años y cinco meses.

    “Señores, el juicio ha concluido”, dijo el juez Mario Triputti. “¿Dónde está mi hermano? Esta es la segunda sentencia, carajo. Si fueran hombres lo dirían”, gritó Adriana Metz mientras se le superponían otros pedidos de familiares de víctimas para que “hablen” los genocidas que vuelven a las sombras en el más absoluto silencio.

    Los ex segundos jefes del Batallón de Comunicaciones 181 y del Área de Defensa 51, Carlos Andrés Stricker y Alejandro Osvaldo Marjanov fueron condenados a prisión perpetua. El segundo fue penado, entre otros crímenes, por la apropiación ilegal de dos niños nacidos en cautiverio y absuelto por el delito de asociación ilícita.

    Felipe “Chamamé” Ayala recibió también la pena máxima de prisión perpetua por secuestros, torturas, homicidios y por la apropiación de los niños nacidos durante el cautiverio de sus madres en el centro clandestino de detención y torturas La Escuelita. La cuarta perpetua correspondió al ex guardia Bernardo Artemio Cabezón.

    El ex jefe de los guardias del campo de exterminio, Fernando Antonio Videla, recibió una condena a 11 años de cárcel; el ingeniero militar José Héctor Fidalgo por su intervención en el Consejo de Guerra pasará tres años y cinco meses en una unidad carcelaria; y Ricardo Claudio Gandolfo, cuatro años y tres meses, por un secuestro.

    Otras resoluciones de relevancia de los jueces Jorge Ferro, José Mario Triputti y Martín Bava fueron el envío de copias de testimonios a la primera instancia judicial para que se desarrolle una investigación sobre la responsabilidad del ex juez Francisco Bentivegna durante el terrorismo de Estado y, a modo de reparación, el dictado de la nulidad absoluta de la sentencia del Consejo de Guerra contra Julio Ruiz, Rubén Ruiz y Pablo Bohoslavsky, “teniéndola por inexistente”.

    Por unanimidad dejaron sentado que los crímenes analizados son de “lesa humanidad” y, por la mayoría compuesta por Ferro y Bava, que “los mismos fueron perpetrados en el marco del genocidio sufrido en nuestro país durante la última dictadura cívico militar”.

    Revocaron la excarcelación de Fidalgo y las prisiones domiciliares de Ayala y Stricker y dispusieron que el cumplimiento de las penas sea en prisiones comunes bajo la jurisdicción del Servicio Penitenciario Federal o las unidades provinciales.

    Se solicitó a las autoridades nacionales la baja de las filas del Ejército de los represores condenados y al actual jefe de la fuerza, César Milani -cuestionado por organismos de derechos humanos por su participación durante el genocidio-, que ordene al prófugo Carlos Arroyo ponerse a disposición de la justicia.

    Fuera de los tribunales, resonaban los tambores al grito de «como a los nazis, les va a pasar, a donde vayan los iremos a buscar». Y esa búsqueda, aunque nunca lo hubiéramos imaginado, también llegó al Barrio El Angel Monasterio de Pigüé. Allí, en la calle Coronel Pringles, Hugo Francisco Menchaca escondía un pasado oscuro tras los muros del silencio. Pero esas paredes, comenzaron a rajarse y el derrumbe de los castillos de impunidad es, ahora más nunca, inevitable. Y justo. Porque de justicia se trata.

    - Avisos -

    Foro de seguridad: Aumentaron las denuncias por violencia de género

    El incremento de denuncias por situaciones de violencia de género fue...

    Oktober Fest en Sarmiento: patio de cerveza artesanal

    Cuatro fábricas de cerveza artesanal y varias bandas musicales, con el servicio de cantina de Sarmiento...

    Bochas tríos – Estrella del sur festejó en 2º y Unión –T- en 1º

    Tras disputarse los desempates surgieron los ganadores del torneo Apertura del certamen de bochas modalidad de tríos, donde...

    UN SOLO CASO ACTIVO

    El informe de la Secretaria de Salud del día de hoy registra un solo caso activo, como se viene manteniendo en los...

    Nebot propone una red de productores, ordenanza de góndolas y aprovechar el paso de la ruta 33

    Ordenanza de góndolas, red productiva distrital y aprovechamiento del paso de...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas