5.1 C
Pigüé
viernes, julio 30, 2021
  • Informe Especial
Otras

    Un safari fotográfico a la cultura andina

    Destacadas

    FALLECIMIENTO 29/07/2021

    En Pigüé, a la edad de 90 años, falleció Jaime Tugores. Sus restos no serán velados...

    8 NUEVOS CASOS POSITIVOS

    Hoy jueves 29 de Julio se registraron 8 nuevos casos positivos de covid-19 y 7 recuperados. Casos...

    CABALGANDO POR EL CERRO DE LA CRUZ

    Se desarrolló ayer la primera excursión de a caballo organizada por EQUINOTERAPIA PIGUE. La misma permite a...

    enzo(por Silvia Philipp).- Enzo Agudo había viajado al Noroeste de nuestro país y regresó a Pigüé con la idea de volver, por lo que antes del año, nuevamente preparó la mochila y partió hacia ese destino, esta vez con el objetivo de llegar a Machu-Pichu. «Sabía que había algo que tenía que aprender, estos viajes me los tomé como una caminata, tenía esa necesidad, quería largarme a ver que pasaba»; comenzó a contar Enzo.

    «Salí de Retiro a Tucumán, con dos amigazos, ahí fuimos a ruinas de los Quilmes, luego Pulcará, en Tilcara, Jujuy, tomamos el rumbo del camino del Valle Diaguita-Calchaquí; desde el comienzo de mi viaje tuve la inquietud de estar en los lugares donde habían vivido los indios, será para acomodarse un poco uno también; es que vas buscando información y aparecen los mensajes»

    «Uno de los primeros fue en Catamarca, Cuesta de Portezuelo, bajo una parra, una señora que me preguntó de dónde era, y yo sin especificarle le digo de Buenos Aires, me dice: como viven ustedes allá, corriendo, apurados todo el tiempo ¿cómo pueden vivir así?; ahí fue el primer llamado de atención, a ver quien es el que está desacomodado y la pregunta: ¿quién está viviendo bien, y quien mal?; creo que de tanto correr hacia no sé donde, no nos deja ver otras cosas»; marcó Enzo.
    Por otro lado dijo, claramente, que el Noroeste Argentino, significa la Argentina nativa, donde habitan personas con una estructura física y rasgos muy diferentes del resto del país, con una cultura propia y que viven en casas de adobe con pisos de tierra, todo marca una diferencia y con una razón: «una que a ellos le cortaron su sistema, cuando dicen «Las venas abiertas de América Latina» es porque nos desarticularon. Entonces ellos quedaron en ese lugar y no hubo integración, están desconectados totalmente, eso de encerrar a las personas en un país, parece que no es bueno; así ellos quedaron atrapados entre los cerros, la verdad, las fronteras no nos hacen bien, creo que debería de ir tomando forma otra vez lo que los ancestros cultivaron»; reflexionó.

    El camino

    El primer contacto que Enzo tuvo en una comunidad, con gente nativa, fue en La Quebrada de Humahuaca, donde vivió por tres días con un grupo familiar y trabajó con ellos en una cosecha de trigo en un valle entre los cerros y el río. «Es gente bien originaria, de pocas palabras. Nos comunicamos, queriendo eso, justamente, porque con palabras no nos entendíamos mucho, hablan mucho quechua. Ahí cuando llegué me mostraron la kuyuna, que es una media luna con un mango, el trigo se cosecha a mano. Así que yo, sin palabras la agarré y me puse a trabajar, así nos empezamos a entender, trabajando a la par; no lo hice por dinero, pero igual me llevé riqueza»; aseguró Enzo.
    Luego de Purmamarca, en La Quebrada de Humahuaca, Enzo se había separado de sus amigos para continuar el camino hacia el norte, solo.
    «Ahí arranque con mi mochila y mi «Pentax», mi máquina fotográfica, sabía que quería llegar a Machu-Pichu, pero no sabía ni por dónde tenía que pasar, pero me había convencido que la tierrita me acompañaba, no me iba a dejar solo, tenía la tranquilidad que iba a estar todo bien»; dice Enzo. Para continuar hacia Bolivia en tren, pasando por el Salar de Uyuni hacia Oruro, población típicamente minera. «En el tren me cargaban en quechua las mamitas, se reían de mí porque decían que era un mono, por mi pelo medio largo y barba; ahí ya empezás a tocar otra cultura», recuerda.

    Lago Titicaca

    Ël sabía que en el camino estaba Lago Titicaca en Bolivia, frontera con Perú, y ahí quería estar. El lago Titicaca es un cuerpo de agua ubicado en la meseta del Collao en los Andes Centrales a una altura promedio de 3.812 msnm.
    Está formado por dos cuerpos de agua separados por el estrecho de Tiquina.
    Una de las culturas más importantes que se asentó en las riveras del lago Titicaca fue la cultura Chiripa. De la cual quedan importantes restos arqueológicos en la zona sur del lago. De igual manera, al norte del lago la cultura Pucará se desarrolló con similitudes importantes.
    Se dice que en el Lago Titicaca se originó la cultura incaica y, que posee una energía especial.

    «Es un lugar de misterio, una de las cosas que estos caminos dejan es el no pensar, sino sentir los lugares, tranquilizar la cabeza, así es como empieza a entrar algo; yo no tenía mucha información previa, me fui enterando, el lago está a casi 4 mil metros de, dicen que es la altura donde está el conocimiento tanto en el occidente, como en oriente, todo eso se siente y me motivó a seguir descubriendo»; contó Enzo.

    En el sitio estuvo una semana acampando en la Isla del Sol, lugar del que se cuenta que, en el fondo existen ciudades sumergidas y que en la antigüedad hubo inundaciones. «Sabemos que en la historia del hombre hubo tiempos de cambio, uno de esos sería, según cuentan, estas inundaciones, y decían que las otras culturas eran muy importantes, muy adelantadas, y parece que los que la pudieron continuar son magos, sacerdotes, gente que acumuló esa sabiduría, y la fue transmitiendo»; señaló Enzo.

    Cuzco y Machu Pichu

    Se dice que la ciudad del Cuzco fue fundada alrededor de los siglos XI y XII de nuestra era, por la figura legendaria del Inca Manco Capac que, según la leyenda, emergió del Lago Titicaca.

    La historia cuenta que el 23 de marzo de 1534 cuando Francisco Pizarro la fundó, construyó la ciudad sobre restos arqueológicos incas; surgiendo así, una fusión, pero en verdad lo que hubo fue un avasallamiento, falta de respeto y destrucción a la cultura original del lugar, a tal punto que la catedral la construyeron justo encima del templo sagrado de los lugareños; el Korikancha o Inti Kancha.  « Eso era todo de oro, y, claro, lo saquearon los españoles, y justo en el corazón de los incas pusieron sus catedrales»; dijo Enzo.
    «Ahí el primer día que salí a caminar, pregunté y unos cuzqueños me dieron su bendición, fui al templo Sacsayhuamán, donde se realizaban las dos fiestas más importantes que son el Inti Raymi (Fiesta del sol) y el Capac-Reymi, el día más corto y el más largo. Es una construcción incaica, encontrás piedras muy grandes, trabajos muy prolijos, tenían un enfoque en la construcción con una simbología, sabían lo que querían, adonde iban, eran grandes constructores»; indicó Enzo.

    Para añadir que es necesario, muchas veces, tacar la historia, y sentirla para ponerse en la piel de las personas también.
    «Se ve en este caso que es una cultura maltratada, les cuesta levantar la cabeza, se ve ese latigazo en el lomo, llevan esa carga, una cruz que no es de ellos»; aseguró el entrevistado.

    Valle Sagrado y Machu Pichu

    Etapa final del viaje de Enzo, llegó a Pisaq, en el Valle Sagrado de los incas, donde estuvo aproximadamente un mes; en el lugar existen ruinas de las urbanizaciones incaicas.
    «Ahí viví con gente de lugar, estuve «chambeando», como le dicen, que es trabajando, ayudándoles en algunas tareas. Por ejemplo, me tocó amasar jurka para el día de la virgen, es un pan dulce que hacen para semana santa, a los que amasábamos nos ofrecían bebidas alcohólicas. Como una ofrenda es, se da una mezcla en las costumbres y creencias»; dijo Enzo, para agregar que algunas cosas se pueden contar con palabras y que otras que experimentó, sólo las puede sentir.

    «Uno en el camino, de a poquito se va transformando, esa era la idea, salir de lo que uno es, de lo que nos han dicho, salirse de adentro para afuera, limpiarse, acomodar su cabeza, abrir los sentimientos». Enzo agregó que le abrieron muchas puertas en su viaje, y que vivió cuestiones que lo «nutrieron».
    En el circuito del Valle Sagrado se aprecian los pueblos de Pisaq, Yucay, Urubamba, Ollantaytambo y Chinchero. En cada uno de ellos existen restos arqueológicos pre hispánicos, que fueron construidos por los diferentes incas, utilizándolos como fortalezas y lugares de reposo.
    «Se dicen que son ruinas porque se encargaron de destruirlo todo, pero a ellos, los lugareños, no les gusta sentirlo como ruinas porque algo sigue vivo, les gusta llamarlo restos arqueológicos. Algo hay en todo eso de un cierto conocimiento, del espíritu, creo que el desarrollo de la persona empieza por ahí, creo que de eso se trata el avanzar. Los incas tenían un contacto directo con la naturaleza, de ahí parece que proviene el conocimiento, hoy con nuestra forma de vivir nos estamos alejando del conocimiento; aunque se nota, ahora, un cierto despertar hacia algo mejor, son tiempos para eso, cada cual tendrá que recorrer su propio camino»; finalizó Enzo Agudo.

    * En el hall de Casa Castrogiovani se encuentra la exposición fotográfica de Enzo Agudo « Cultura Andina». , donde se exhiben imágenes que tomó  Agudo en su viaje.foto_peru

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    FALLECIMIENTO 29/07/2021

    En Pigüé, a la edad de 90 años, falleció Jaime Tugores. Sus restos no serán velados...

    8 NUEVOS CASOS POSITIVOS

    Hoy jueves 29 de Julio se registraron 8 nuevos casos positivos de covid-19 y 7 recuperados. Casos activos 71 y personas aisladas...

    CABALGANDO POR EL CERRO DE LA CRUZ

    Se desarrolló ayer la primera excursión de a caballo organizada por EQUINOTERAPIA PIGUE. La misma permite a los residentes y turistas tomar...

    Nebot: “Vamos a impulsar los temas pendientes”

    El concejal de Todos por Saavedra, Matías Nebot ocupa el primer lugar en la lista de...

    Casabone: “Seguiré aportando ideas innovadoras para acompañar los reclamos de los vecinos”

    La actual concejala Mariana Casabone encabeza la lista de pre candidatos a concejales de Juntos (UCR,...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas