20.5 C
Pigüé
sábado, octubre 16, 2021
  • Deportes
Otras

    Valentìn Otondo: “pasó todo muy rápido”

    Destacadas

    Vuelco sin heridos

    En la madrugada de hoy en ruta provincial 67 a pocos kilómetros de el cruce con la...

    EN “BIEN ARGENTINO” ENCONTRA LO MEJOR PARA MAMÁ EN SU DÍA

    Mañana es el día de la madre y en Bien Argentino tenemos para ella lo mejor y...

    FALLECIMIENTO 15/10/2021

    EN PIGUE A LA EDAD DE 63 AÑOS FALLECIO MIRTA NOEMI TORRES ,SUS RESTOS SON VELADOS EN...

    DSC 0179VOODSC 0194Luego del debut como titular en la 1º división de Olimpo en un partido de Copa Argentina donde además el bisoño equipo del aurinegro bahiense se dió el gran gusto de eliminar a Aldosivi, Valentín Otondo retornó en colectivo a su ciudad para abrevar un poco de sus afectos y ya en su hogar nos recibió amablemente junto a su papá y lo primero que dijo fue «todavía pienso en lo que me pasó, pero tranquilo» y también que el debut en Primera era algo que esperaba con ansias.

    Es que en el cierre de la temporada pasada de la Superliga, fue dos veces al banco y no le tocó ingresar, «y ahora nos habían dicho que estemos preparados porque por las inhibiciones que tiene el club no iba a poder contar con los refuerzos», y agrega «nos veníamos preparando entre nosotros porque no pudimos hacer amistosos también por estas cuestiones y llegamos un poco ‘crudos’, todos pibes que nos conocemos de la Reserva».

    «Nos costó acomodarnos los primeros quince minutos, pero en ese lapso logramos empatarlo, ellos eran un equipo recién ascendido con varias figuras y nosotros todos pibes, y eso fue un poco una ventaja, nosotros pudimos ver varios partidos de ellos», señala quien jugó con otro surgido de la cantera del fútbol liguista como el carhuense Lautaro Belleggia, mientras Matías Mayer quien hizo inferiores en San Martín de Saavedra estuvo en el banco.

    El partido se definió por penales y Valentín confiesa que no pidió estar dentro de los cinco iniciales, «pero después de Lacunza (fue el sexto y definitorio), me animaba a ir», dice el futbolista surgido en Sarmiento donde llegó a jugar algunos minutos en Primera y que hace un año y medio decidió tentar suerte en Olimpo «fue en verano, me probaron durante una semana y quedé, estuve hasta mitad de año en Quinta, en invierno arranqué la pretemporada con la Reserva y recién en noviembre pude debutar en Reserva, y este año ya había arrancado con Reserva y estuve tres meses parados por una lesión, jugué cinco partidos y me subieron a Primera».

    El dt Darío Bonjour confió en sus condiciones y lo hizo entrenar con el plantel de Primera «él me conocía, lo que era y el que me dió los tips que quería», dice quien fue el más chico con 18 años de los titulares en el inolvidable encuentro del viernes, en un equipo con un promedio de edad de poco más de 21 años que tal vez sea el mismo el próximo domingo ante Gimnasia LP en Cutralcó si es que no se resolvió el problema de las inhibiciones por algunos juicios que tiene Olimpo y que no le permiten poder disponer de los refuerzos.

    Ansiedad

    «Cuando nos estábamos cambiando ya tenía ganas de patear una pelota, algo, porque la ansiedad me mataba, pero en el partido fuí uno más, y sí se dió todo muy rápido porque este año yo esperaba pelearla desde abajo por los refuerzos que llegaban y demás, pero se dió así y hay que aprovecharlo», dice y agrega «sé que hay muchas historias de chicos que la pelearon durante mucho tiempo y a mí se me dió todo muy rápido y hay que saber manejarlo también porque hay muchas cosas que se vienen de golpe».

    «Todavía me quedan algunas materias pendientes pero ya terminé la secundaria en Bahía», dice con una sonrisa y que está viviendo en un departamento con otros cuatro jóvenes futbolistas y que «mamá está más pendiente del estudio que del fútbol aunque me terminó apoyando, papá siempre me apoyó y mi hermano también».
    «Yo sé que cuando se habiliten los refuerzos, habrá que pelearla como uno más y que la oportunidad se va a dar. Yo ya demostré lo que podía dar y voy a seguir peleándola», afirma y también que el entrenador no le pide nada en especial «quiere que sea el 5 de contención y agarre los relevos cuando pase algún extremo al ataque o los defensores cuando rompen línea, que yo me meta atrás y lo deje a Ibañez sólo».

    «No me dieron nada», dice cuando le preguntamos si logró quedarse con algo de la pilcha con que debutó, aunque se ilusiona con poder rescatar algo en la utilería.
    «Por suerte pudo ir mi viejo y mi tío, mi mamá no estaba en Pigüé, y ellos me hicieron el aguante», señala Valentín Otondo, el que cumplió el sueño del pibe.

    - Avisos -

    Últimas Noticias

    Vuelco sin heridos

    En la madrugada de hoy en ruta provincial 67 a pocos kilómetros de el cruce con la...

    EN “BIEN ARGENTINO” ENCONTRA LO MEJOR PARA MAMÁ EN SU DÍA

    Mañana es el día de la madre y en Bien Argentino tenemos para ella lo mejor y más variado. Además por conocer...

    FALLECIMIENTO 15/10/2021

    EN PIGUE A LA EDAD DE 63 AÑOS FALLECIO MIRTA NOEMI TORRES ,SUS RESTOS SON VELADOS EN BELGRANO 400 Y RECIBIÓ SEPULTURA...

    Notararigo insiste ante el ministerio de trabajo por conciliación obligatoria

    En una nota enviada en la mañana de hoy al Ministerio de Trabajo el intendente municipal Gustavo Notararigo insistió en la necesidad...

    Techan las 25 casas del IPV en Pigüé

    Desde el Instituto de la Vivienda de la Provincia se publicó que avanza la construcción de...
    - Avisos -

    Noticias Relacionadas